Hábitos saludables

5 ejercicios de yoga

5 ejercicios de yoga

Nos encanta el yoga, desde sus beneficios físicos a los mentales. Según sus practicantes el yoga cultiva el cuerpo, la mente y el alma.

El yoga tiene sus orígenes en la India y se asocia con prácticas de meditación como hinduismo, el budismo y el jainismo. Se realizan un conjunto de técnicas de concentración para un mayor control físico y mental.

Seguro que si nunca habías oído sobre esto te ha entrado la curiosidad, vamos a ver 5 ejercicios que puedes hacer para probar.

Postura del bastón

 

Postura del bastón

 

Te ayudará a tonificar los músculos de la espalda y las piernas. 

Siéntate en el suelo con las piernas estiradas hacia delante y juntas, la espalda tiene que estar muy recta. Cuando estés en esta posición, presiona las rodillas hacia abajo y mantén los dedos de los pies hacia arriba. Las brazos tienen que estar junto al cuerpo con las palmas en el suelo.

Es muy importante que mantengas la espalda recta y mires hacia delante. Mantén una respiración constante.

Realiza este ejercicio durante unos 30 segundos.

Postura del árbol

 

postura del árbol

 

Favorece las piernas, mejora el sentido del equilibrio.

  1. Nos ponemos de pie con los pies juntos y los brazos pegados al cuerpo.
  2. Levanta el pie derecho y, con la ayuda de las manos, ponlo en el muslo izquierdo.
  3. Pon las manos como si estuvieras rezando frente al pecho.
  4. Cuando consigas estar estable, levanta las manos en la misma posición que están, sobre tu cabeza. Mantén el pie derecho en el muslo izquierdo.
  5. Aguanta unos 30 segundos. Relaja el cuerpo y vuelve a la posición en la que estabas.

Un truco para mantener esta posición es mirar a un punto fijo.

Postura del gato

postura del gato

 

Esta postura servirá para estirar el cuello, la espalda y el torso. Además, alivia la mente gracias a las respiraciones.

Colócate como el propio nombre indica, como un gato. Las manos y las rodillas en el suelo y la cabeza mirando hacia abajo.

Cuando te encuentres en esta posición, suelta el aire y haz que la espalda quede curvada hacia el techo. Cuando cojas aire, pon la espalda curva hacia abajo.  A continuación, deja caer la cabeza mientras realizas las respiraciones, pero no de una manera forzada.

Te costará mantener esta posición pero ¡lo conseguirás! Realiza de 10 a 20 respiraciones en esta postura.

Para acabar, échate hacia atrás sentándote sobre los talones para descansar.

Postura de la montaña

postura de la montaña

 

Esta postura es ideal para corregir la postura y mejorar el tono muscular.

  1. Concéntrate en tu respiración.
  2. Ponte de pie, erguida y junta los pies. Presiona con los dedos de los pies y los talones hacia abajo, de esa manera el peso se repartirá uniformemente.
  3. Aprieta las rodillas. De esta manera estiras la parte trasera de las piernas.
  4. Mete el estómago hacia dentro y saca el pecho.
  5. Los brazos deben estar pegados al cuerpo con los dedos mirando hacia el suelo.
  6. Respira, suéltalo poco a poco de manera que los hombros se relajen.
  7. Relajamos todo el cuerpo y respiramos tomando conciencia de cada parte del cuerpo.

Realiza unas 10 repeticiones.

Postura de la Cobra

postura de la cobra

 

Esta postura abre el pecho y favorece en la digestión.

Ponte boca abajo en el suelo con los pies juntos.

Después, manteniendo esta posición, eleva los hombros y sujétate con las manos en suelo. Las manos deben estar en paralelo con los hombros. Además, los brazos tienen que estar flexionados y la cadera debe estar pegada al suelo. Es una posición complicada pero te harás con ella.

A continuación, estiramos todo lo que podamos la columna vertebral, apretando fuerte con las manos como si quisieras despegarte del suelo.

Inhala y exhala aire 5 veces y descansa durante unos segundos en el suelo.

Haz 10 repeticiones

Algunos de estos ejercicios son fáciles, otros un poco más complejos, pero la satisfacción que te dará hacerlos bien no vas a poder explicarla. Te hará conectar con cada parte de tu cuerpo y con lo que te rodea. Suerte y cuéntanos que tal la experiencia 🙂 

Aquí te contamos más trucos para evitar el estrés

Posts relacionados

Deja tu comentario