Niños y familia

Adivinanzas para niños (¡y no tan niños!)

adivinanzas

Cuántas veces habrás escuchado lo de “Mamá, me aburro”. Muchas, ¿verdad? Los juegos familiares, las cartas y hasta los teléfonos móviles o tabletas se convierten en el mejor recurso de los padres para entretener a sus hijos. Pero, además de todo esto, no te olvides de las adivinanzas. Estos divertidos acertijos en forma de rima no solo sirven para que los peques de la casa disfruten de un rato agradable. También, está demostrado que tienen numerosos beneficios para el desarrollo cognitivo, tanto de los niños como de los adultos. ¿Quieres saber cuáles son? Pues toma nota:

Ayuda a formar nuevos conceptos

Las adivinanzas son un recurso muy utilizado por profesores y educadores. Son un gran aliado para favorecer el desarrollo del proceso de formación de conceptos. Gracias a los acertijos infantiles, los niños aprenden a distinguir y discriminar entre diferentes características de una respuesta, intentando encontrar la opción correcta. De esta manera, aprenden a formar en su cabeza nuevos conceptos que antes les eran desconocidos.

Desarrolla la imaginación

Jugar a las adivinanzas también mejora el proceso de asociación de ideas y contribuye a desarrollar la imaginación. Debido a su formato, se consigue que los niños formen su propia visión de la realidad desde una perspectiva integradora.

Amplía el vocabulario

Además, las adivinanzas infantiles son utilizadas para aumentar el vocabulario de los más pequeños. Debido a su letra breve y pegadiza, aprenden de una manera fácil y divertida.

Aprender con motivación

Enseñar a través de las adivinanzas lleva consigo que los peques estén motivados y descubran que aprender es divertido. Al sentirse retados por descubrir la respuesta, pondrán toda su atención e interés en conseguirlo, y en consecuencia, se sentirán motivados para explicárselas después a otros niños.

…¿Y para los adultos?

Si los acertijos contribuyen al desarrollo cognitivo de tus hijos, tú también te puedes beneficiar de una tarde de adivinanzas. Está comprobado, que este tipo de entretenimiento, ayuda a mantener la mente activa, mejora la memoria y las habilidades cognitivas. Tanto, que incluso puede llegar a reducir el riesgo de padecer alzhéimer.

Por todas estas razones, ya no tienes excusa para no jugar con tus hijos a las adivinanzas. Puedes ir comenzando con estas:

En todos los días
de la semana me hallarás
pero, no así en el domingo,
que no me encontrarás. (Solución: La letra S)

Soy hijo del agua,
del agua natural;
a ser agua vuelvo
sin hacer nunca mal. (Solución: El hielo)

Soy de los que tengo garra
y una muy larga melena,
y digo que la carne de explorador
está muy buena. (Solución: El león)

Si con adivinanzas no es suficiente para entretener a los niños en el coche, descubre estos juegos en familia para los largos viajes en coche.

Posts relacionados

Deja tu comentario