Hábitos saludables

La temperatura del aire acondicionado: resfriados de verano

aire acondicionado

Con este verano tan caluroso, tener un sistema de aire acondicionado en casa se ha convertido en toda una necesidad. Afortunadamente, en los últimos tiempos, se han incrementado las ofertas, lo que hace que el climatizador ya esté al alcance de muchos bolsillos. No hay, pues, razón para pasar calor dentro de casa.

Sin embargo, hay que tener mucho cuidado con la temperatura que se pone. No solo por razones de ahorro energético o de electricidad, que también es importante. Sino porque tener el aire acondicionado a muy baja temperatura es la principal causa de catarros de verano.

Pese a que este tipo de dolencias son más frecuentes en las estaciones de otoño e invierno, pues las bacterias son más resistentes a las bajas temperaturas que a las altas, también en verano hay un elevado número de catarros. Esto es así, porque el calor hace que nuestras defensas desciendan. Así que, cualquier cambio de temperatura brusco puede derivar en resfriado.

¿Qué hacer para no acatarrarse sin pasar calor?

La mejor forma de no pasar calor, sin necesidad de enfermar, es programando el aire acondicionado a una temperatura moderada. Los expertos aconsejan que no debe superar los 12 grados de diferencia con la temperatura exterior. En la mayoría de los casos, unos 24 o 25 grados es más que suficiente para estar a gusto. Si cuando llegas a casa y enciendes el aire, esta temperatura te parece un poco elevada, ten paciencia y evita bajarla más. El cuerpo trae el calor de la calle y necesita un tiempo para aclimatarse. Seguro que al cabo de unos minutos te sentirás perfectamente.

Tampoco tiene sentido que pongas el climatizador a 18 grados y luego te pongas una chaqueta. Es un gasto inútil de dinero y energía, además de un riesgo para la salud.

¿Y si ya me he resfriado?

En el caso de que hayamos llegado tarde con estas recomendaciones, nada mejor que unos sencillos remedios naturales para hacerle frente:

  • Infusión de jengibre: Es una de las opciones naturales más eficaces a la hora de ayudarnos a reducir los síntomas más molestos de una gripe o de un resfriado, ya que tiene propiedades antibacterianas, analgésicas y antitérmicas.
  • Vahos de eucalipto: son muy útiles porque ayudan a aliviar la irritación de garganta. Además, abre las vías respiratorias, gracias a su reconocida acción expectorante.
  • Infusión de ajo, limón y miel: El ajo es un superalimento que aporta propiedades antisépticas. especialmente útiles cuando el organismo sea capaz de combatir mejor la gripe, el resfriado y otras infecciones.

No obstante, aunque tengas aire acondicionado en casa, también puedes tomar medidas para estar lo más fresco posible sin necesidad de utilizar el aparato. Aquí te damos algunas ideas de como mantener tu casa fresca durante el verano.

Posts relacionados

Deja tu comentario

Comentarios 2

  1. Nosotros recomendamos que por las noches mientras se duerme no se use el aire acondicionado. Eso evita mucho resfriados. Además la mayoría de los aparatos tienen una opción de temporizador para apagarlo cuando pase un determinado tiempo. Esta herramienta es muy útil

    Responder
  2. No sabia que la temperatura del aire incidiera en las enfermedades, pero esta muy interesante la info y muy completa. Muchas Gracias!!!
    Arminda

    Responder