Hábitos saludables

Alimentos de urgencia a la vuelta de vacaciones

Lo metiste todo en el maletero antes de arrancar el coche para irte de vacaciones, lo que había en la nevera y la despensa también. Una idea genial para ahorrar durante los días de veraneo y para no tener que tirar toda la comida a la vuelta porque se haya puesto mala.

Pero, ¿y a la vuelta? Puede ser deprimente llegar a casa, abrir la nevera y ver… ¡nada! No es que sea deprimente porque en ese momento no encuentres qué llevarte a la boca, sino porque, en ese instante, caes en la realidad: has llegado a casa, han acabado las vacaciones y vuelves a la rutina, entre ellas tener que hacer la compra del mes.

Tranquilo. No hace falta que hagas un aterrizaje forzoso. Es muy simple. Te ayudamos a hacer una lista de la compra para que llenes la nevera con algunos alimentos de urgencia y, esta vez, no hace falta que pises el supermercado. Tú solo siéntate, relájate, enciende el ordenador y haz la compra online de todos los alimentos básicos que necesitas para estos días.

Piensa en la pirámide alimenticia. Te ayudará a llenar tu nevera con lo imprescindible.

Pirámide alimenticia

Comencemos por el grupo de los carbohidratos. Bastará con una caja de cereales y pan de molde, preferiblemente integral para empezar tus días con un desayuno bueno y saludable. Apunta también alguna bolsa de pasta y arroz; siempre saca de apuros cuando no tenemos demasiadas ganas de cocinar y queremos preparar un plato fácil y rápido, algo que a la vuelta de vacaciones suele suceder.

A continuación, anota algo de fruta, bien para tus desayunos o para tus medias mañanas o meriendas. Piensa en fruta fresquita y apetecible: melón, sandía, piña, naranjas, manzanas, plátanos… Hazte también con algo de verdura. Te bastará con los imprescindibles para prepararte una ensalada, un gazpacho o alguna crema fría de verano: lechuga, tomates, puerros, espárragos, calabaza, pepino, pimientos, etc.

Es importante comer de todo pero de forma equilibrada. Los hidratos de carbono y las proteínas no pueden faltar en la dieta, y mucho menos la fruta y la verdura. En su justa medida, sin abusar, hazte con un poco de cada grupo de alimentos.

El grupo de los lácteos

Es imprescindible un par de bricks de leche para el desayuno o para cocinar. Si quieres, suma a tu carro de la compra unos cuantos yogures. Si eres fan del queso, añade también una porción para el desayuno, la pasta o esos aperitivos que tanto nos hacen sentir como si siguiéramos de vacaciones. Acompáñalo con unas cuantas aceitunas o frutos secos y algún vino. Es importante ayudarte a sobrellevar estos días postvacacionales con unos cuantos mimos.

Compra algo de carne y pescado para añadir proteínas a tu dieta. Si quieres tener disponible para varias semanas, puedes comprar una bolsa de pescado congelado. También, puedes comprar varios gramos de pechuga de pollo o de pavo también para congelar. Incluso unos cuantos huevos y algunas lonchas de pavo o jamón, son básicos que pueden servir para varias comidas.

Por último, no olvides revisar en casa si tienes algunos básicos como aceite, vinagre, sal, especias, azúcar y café. Además, si quieres tener algunos preparados congelados como pizza, croquetas o lasaña para los momentos en los que no te apetezca cocinar, nunca está de más.

Y recuerda que si vives en Madrid, ya puedes hacer tu compra online en DIA. Y pronto, en más ciudades.

Imagen: dietas.com.es.

Posts relacionados

Deja tu comentario