Niños y familia

¡Anímate a hacer repostería con tus hijos!

Fomentar las actividades en familia es importante para maximizar el bienestar y la felicidad de los niños. Además de proporcionar beneficios en el marco familiar, la repostería es una opción fantástica para divertirse, aprender y evadirse del día a día junto a los que más quieres. Te contamos algunas de las ventajas de hacer repostería con tus hijos.

Diversión

Aporta diversión, que es vital para mantener su interés. Les permite jugar con diferentes ingredientes, mezclar sabores y colores, y todo ello pudiendo controlar y decidir sobre el proceso ellos mismos. La repostería generalmente no requiere fuego, por lo que también es segura.

Pon un poco de música, ¡y que empiecen las peleas de harina!

Enseñanza

Debido a que los dulces les atraen más, la repostería es uno de los caminos más fáciles para introducir a los pequeños en la cocina. Aprenden recetas y descubren los nutrientes y beneficios de diferentes alimentos, lo que consecuentemente les enseña a comer mejor. Si saben lo que están comiendo, porque lo han cocinado ellos, les resultará más fácil comerlo, aprendiendo así a llevar una dieta más saludable desde pequeños.

repostería con niños

Además, les proporciona una sensación de realización y éxito, que es importante para estimular su autoestima. Implicarles en tareas culinarias les transmite confianza, lo cual resulta motivador. Poder decir que el resultado final es obra de su trabajo y esfuerzo personal es una gran recompensa. ¿Preparados para ‘Masterchef Junior’?

Creatividad

La repostería es fuente de inspiración y creatividad, algo importantísimo durante la etapa del crecimiento. Permite jugar con los cinco sentidos, estimulándolos y acompañando a los niños a vivir experiencias mágicas. Todo esto potencia su imaginación, por lo que es esencial darles alas para que esta cobre forma, color, sabor, textura y aroma. ¡Arriba esas mentes creativas!

Unión familiar

También es muy efectiva a la hora de reforzar el lazo familiar. Es la oportunidad perfecta para compartir momentos, en la intimidad del hogar, donde poder entablar conversación, sobre cosas personales, intereses y aficiones, que aumenten la confianza y cercanía entre ambos. Además, potencia el trabajo en equipo y la comunicación.

Postres fáciles

Empieza a asomarse el apetito, ¿eh? No te preocupes. Aquí te dejamos postres ricos, sencillos y divertidos para las disfrutes con tus hijos:

  • Magdalenas: Míticas. Pueden ser de chocolate, bizcocho, rellenas o con glaseado por encima.
  • Cupcakes: ¡Nunca fallan! Están buenísimas, son artísticas, fáciles de hacer y además permiten jugar con todo tipo de toppings para darles vida y color.
  • Cookies de M&M: Divertidas, deliciosas y muy sencillas. Qué gran invento los M&M, ¿verdad?
  • Brownies y bizcochos: De fácil preparación, sabor inmejorable y además, se pueden emplear moldes para lograr las formas más increíbles y elaborar deliciosas salsas de acompañamiento.

¿Se te ocurre alguna receta para hacer repostería con los niños? ¡Cuéntanosla!

Posts relacionados

Deja tu comentario