Hábitos saludables

Conoce las propiedades de la avena

propiedades de la avena

Desde hace unos años, la avena se ha convertido en uno de los cereales más consumidos en España, haciéndole la competencia al trigo, el rey de los cereales por excelencia. Ya sea en formato copos o en leche, son muchos los que han caído rendido a los beneficios y propiedades de la avena. Y no es para menos. ¿Quieres saber cuáles son y cómo puedes introducirlos en tu dieta diaria? Hoy te lo contamos.

Propiedades de la avena

Nutricionalmente, la avena no es solo que tenga muchas propiedades beneficiosas para la salud, sino que supera a otros cereales mucho más populares hasta la fecha.

Una de sus propiedades más destacadas se encuentra su nivel de proteínas (13,8%), el más alto entre los cereales. También posee un alto porcentaje de hidratos de carbono, entorno al 60%, lo que proporciona una mayor sensación de saciedad y aporta energía moderada pero constante.

Además, aporta buenas cantidades de vitamina B1, B2, B3 y E; y minerales (potasio, calcio, selenio, cobre, cinc). Una ración de 50 gramos de copos de avena integral aporta el 25% del fósforo diario, el 20% del magnesio, el 15% del hierro, el 50% del manganeso y el 22% de la vitamina B1.

Sin olvidar los antioxidantes y antiinflamatorios.

Pero ¿cómo se traducen estas propiedades en beneficios para el organismo?

Beneficios de la avena

Tomar diariamente una taza de leche de avena o bien incorporar los copos de avena en nuestras recetas de manera habitual lleva consigo multitud de beneficios.

Poder antioxidante

Gracias a la gran cantidad de aminoácidos que contiene, estimula la producción de lecitina en el hígadolo que ayuda a eliminar las toxinas del organismo.

Ayuda a controlar el azúcar en la sangre

Los diabéticos tienen en la avena a un gran aliado, pues contribuye a mejorar la digestión del almidón y mantiene estable el nivel de glucosa, especialmente después de comer.

Mejora la digestión

Si tienes problemas de digestión cuando almuerzas o cenas, al tomar avena notarás que las molestias mejoran e incluso desaparecen. Eso es debido a que este cereal ayuda a reducir los ácidos biliares, facilitando a su vez el tránsito intestinal y evitando el estreñimiento.

Además, y tal y como hemos dicho anteriormente, al ser rica en hidratos de carbono de absorción lenta, mantiene la sensación de saciedad por más horas, siendo una buena alternativa para los que se preocupan por su peso, pues les quita las ganas de comer a cada rato.

Previene problemas en el corazón y cuida del cerebro

Especialmente importante es su propiedad de eliminar la grasa que se acumula en las arterias, con lo que de esta forma se reduce la posibilidad de sufrir problemas cardíacos y reducir el colesterol malo.

Por otra parte, la avena es un cereal rico en vitaminas del complejo B. Por ello ayuda a desarrollar, mantener y equilibrar el funcionamiento del sistema nervioso.

Controla la tiroides

Es especialmente aconsejable en casos de hipotiroidismo, al contener yodo, un mineral que ayuda a que la glándula tiroidea funcione de manera correcta.

Fortifica los huesos y ayuda a la regeneración de tejidos.

Al tener un alto porcentaje de calcio, el consumo habitual de avena contribuye a la mineralización de los huesos.

Además, debido a su alto poder proteínico, la avena posee la cualidad de favorecer la regeneración de los tejidos.

huesosHidratación para la piel y el pelo

La avena no solo tiene beneficios si se come, también usarla de manera tópica puede contribuir a sentirse mejor. En este sentido, el campo de la cosmética lleva años incorporando este cereal en sus formulaciones, dadas sus propiedades hidratantes para el pelo y la piel.

¿Cómo se toma la avena?

La avena es un cereal muy versátil, que puede tomarse tanto de manera líquida, lo que se conoce popularmente como leche de avena o bebida de avena; pero también en sólido, los famosos copos de avena, los cuales puedes bañar en leche o bien en yogurt.

Pero, además, puedes optar por elaborar recetas con avena, donde además de su aporte nutritivo, podrás disfrutar de un sabor muy agradable. Por ejemplo, prueba a sustituir el pan rallado o la harina por avena molida para rebozar tanto pescados como carnes; prueba a añadir avena a tu receta de galletas caseras o si eres un apasionado de los batidos no te olvides de añadir una cucharada de avena molida. Para desayunar, una muy buena opción son las tortitas de avena, además muy fáciles de preparar. Incorpora la avena en tu día a día.

 

Posts relacionados

Deja tu comentario