Trucos y tips

Mantén las bebidas frías sin utilizar hielo

Fruta congelada en un vaso

En verano, nuestro paladar pide bebidas frías para refrescarnos. Pero el hielo se derrite, y si no bebemos con prisa, el líquido se diluye y no es muy agradable. Por eso, hoy te vamos a enseñar cómo mantener la bebida fría sin que esto ocurra. Utilizaremos una alternativa muy sana: la fruta.

La mayoría de refrescos van acompañados de frutas que realzan su sabor y le dan un punto especial. ¿Por qué no aprovechar estas rodajas para enfriarlo también? Corta rodajas de naranja o limón, mételas en una bolsa de plástico y déjalas en el congelador toda la noche. Al día siguiente, tendrás todo un arsenal de cubitos de hielo para refrescos que no se deshacen y que añaden un agradable sabor mientras mantienen la bebida fría.

sangría con fruta

¿Te apetece una jarra de sangría? Para mantenerla fresca sin echarle hielo, corta unas naranjas, fresas, frambuesas o arándanos, congélalos y échalos en la jarra cuando vayas a servirla. Además de mantener la sangría a la temperatura ideal, las fresas absorben el sabor y están deliciosas como postre.

El café de después de comer es sagrado para muchos pero, cuando el sol aprieta, lo último que queremos es una taza ardiendo. Si recurrimos al hielo, se nos presenta el mismo problema: o lo bebemos con rapidez, o los cubitos convierten el café en agua manchada.

¡Tenemos la solución! Prepara un café y déjalo enfriar a temperatura ambiente. Después, cuando esté frío, échalo en unas cubiteras y mételas en el congelador. Cuando te apetezca, utiliza estos cubitos en lugar de los de agua, ya que al deshacerse no interferirán con el sabor.

copa con fruta

Una copita de vino blanco es el acompañante perfecto para un aperitivo. Y más cuando está bien frío. Pero, si has olvidado meterlo en la nevera, o simplemente quieres evitar que la temperatura suba y eche a perder el vino, añádele un par de uvas que hayas congelado previamente. El sabor no se ve alterado, y puedes comerte la fruta también cuando termines la copa, ya que habrá absorbido parte del vino y ¡estarán deliciosas!

¡Elige tu favorita en nuestro catálogo de bebidas de Supermercado DIA!

Otros trucos

Aunque nosotros recomendamos el truco de la fruta congelada, por ser más nutritivo y original, existen otras formas de mantener la bebida fría sin tener que recurrir al hielo. Como, por ejemplo, vasos de plástico que puedes meter al congelador media hora antes de servir la bebida. También existen cubitos de acero inoxidable que se pueden utilizar todas las veces que quieras.

Ahora que sabes cómo refrescarte sin que se te agüe la bebida, ¿no te apetece tomar algo fresquito?

Imágenes vía Rachel Sarai y Didriks.

Posts relacionados

Deja tu comentario

Comentarios 2

  1. Ingrid42

    Me encantó el post, se me hizo muy original y útil. A veces preparamos las bebidas frías para verano y cuando menos nos damos cuenta ya están al tiempo de nuevo. Agradezco tus tips y las fotos que agregaste me encantaron!

    Responder