Recetas

¿Es posible preparar una bechamel light?

bechamel light

¿Estás en plena operación detox pero no quieres renunciar a comer croquetas? Pues no lo hagas. Aunque bechamel y engordar parecen estar unidos, lo cierto es que esto no tiene por qué ser así. Para lograrlo, la clave es hacer una bechamel light utilizando ingredientes más ligeros que los habituales. Y para demostrártelo, toma nota de la siguiente receta donde te explicamos cómo hacer bechamel ligera.

Así se hace la bechamel light

Bechamel light

Tiempo de preparación10 min
Tiempo total10 min
Plato: Sauces
Cocina: Mediterranean
Raciones: 2 platos

Ingredientes

Elaboración paso a paso

  • En primer lugar, vierte la maicena en un bol y dilúyela en 150 ml de leche desnatada. Para que no queden grumos, ayúdate de una cuchara y remueve hasta que quede bien disuelta.
  • A continuación, pon una sartén al fuego y añade una cucharada de aceite y sofríe la cebolla cortada en dados muy pequeños. Déjalo pochar hasta que la cebolla comience a adquirir un tono dorado. Una vez esté, incorpora la leche que habías reservado y deja que se caliente a fuego lento sin que llegue a hervir.
  • Es precisamente en este punto cuando tienes que verter la mezcla de maicena y leche que has elaborado al principio. Y ahora, llega el momento más laborioso pues tienes que estar removiendo la mezcla sin descanso a la vez que añades la sal, la pimienta y la nuez moscada.
  • Ahora sí que tienes que dejar que la salsa llegue a ebullición para que coja consistencia. Sin embargo, no debes dejarla demasiado tiempo al fuego para que no espese demasiado pues tienes que tener presente que a medida que vaya enfriándose, la bechamel irá cogiendo más cuerpo, por lo que corres el riesgo de que se convierta en un “mazacote”.
  • Como tip, déjanos recomendarte de que si la bechamel te queda con grumos, no dudes en batirla y volverla a calentar para conseguir esa textura cremosa que tanto te gusta.

Usos de la bechamel fit

Y ahora que ya sabes cómo hacer bechamel light, tienes la oportunidad de utilizarla en infinidad de platos.

Además de poder disfrutar de unas deliciosas croquetas fit sin temer a la báscula, también puedes utilizar esta salsa ligera en la elaboración de canelones o lasaña. Aunque también es muy adecuada para otro tipo de recetas, como, por ejemplo, con verduras. ¿Has probado la coliflor gratinada? O Incluso pescados, como la merluza. Sencillamente delicioso.

Además de light, y por imposible que te parezca, también puedes hacer la bechamel sin gluten ni lactosa. ¿No nos crees? Pues aquí tienes la receta. ¡Toma nota!

Posts relacionados

Comments 1

  1. moises

    excelente no sabia ni que era un Bechamel muy buenas recetas

    Responder

Leave a Reply

Recipe Rating