Moda y belleza

Beneficios de usar cosmética natural

cosmética natural

La cosmética natural está viviendo su momento de máximo esplendor, pues tanto usuarios como la industria de la belleza y las fragancias han descubierto todo su potencial. Para ello, las empresas no dudan en investigar para dar con fórmulas efectivas y eficaces elaboradas a partir de ingredientes naturales, respetuosos con la piel en el uso y con el entorno durante su fabricación.

Si eres de las fieles a este tipo de cosmética o bien estás interesada en descubrir todo lo que puede hacer por tu piel, hoy te explicamos todos los beneficios que tiene usar cosmética natural.

Antes de empezar con la enumeración, debes saber que, un cosmético natural, intenta en lo posible asemejarse al manto lípido (graso) de nuestra piel, y aquí tenemos la virtud más esencial del producto natural, que busca integrar sustancias que tengan la mayor afinidad posible con la composición bioquímica de la piel.

Pero además…

  • No contienen aromas sintéticos, ni conservantes o perfumes artificiales, que pueden irritar la piel.
  • Se adapta muy bien a cada tipo de piel por la mayor afinidad de sus componentes con la epidermis.
  • No utiliza componentes químicos derivados del petróleo, ni aditivos artificiales, que pueden derivar en enfermedades autoinmunes, e incluso cáncer.
  • Regenera, cuida y protege la piel con eficacia con unos efectos que durarán a largo plazo. Cuando se utilizan ingredientes naturales, la respuesta ante determinadas afecciones puede no ser tan rápida a corto plazo como los productos químicos, pero te estarás asegurando de introducir en el organismo elementos similares a tu composición celular, por lo que los efectos serán más lentos pero más duraderos.
  • Tiene un efecto más suave y menos agresivo, que la cosmética convencional.
  • No tiene efectos secundarios y tampoco produce ningún tipo de alergias por lo que cualquier persona puede utilizarla.

cosmética natural

Pero los beneficios de la utilización de la cosmética natural no solo se centran en el bienestar de la piel, sino también en la salud de nuestro bolsillo y en el cuidado del entorno.

Así, dentro de las ventajas económicas nos encontramos con que este tipo de productos cosméticos son bastantes más asequibles que los de origen industrial. Por ejemplo, las arcillas que se utilizan en la limpieza facial pueden costar unos 6 euros; mientras que los aceites, tan valiosos para nutrir rostro y cuerpo pueden ir entre los 12  a los 30 €.

Y desde un punto de vista ecológico, la mayoría de las marcas que comercializan productos de cosmética natural tienen un certificado que avala el origen natural de los ingredientes  y un protocolo de producción respetuosa con el entorno y comercialización muy concretas.

Ahora que ya sabes los beneficios de usar cosmética natural, ¿por qué no pruebas a hacer tus propios productos? Empieza por algo sencillo, como puede ser el champú. Aquí tienes el paso  a paso.

Posts relacionados

Deja tu comentario