Recetas

La pasta: ¡un alimento lleno de beneficios!

Se escucha de todo sobre ella, y no todo son verdades: la pasta es un alimento básico en cualquier dieta equilibrada que, consumida de manera adecuada, nos ayuda a afrontar el día con energía, mantener la línea y cocinar multitud de platos. A decir verdad, la pasta contiene multitud de beneficios y contribuye a una alimentación sana. ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

Ni tanto, ni tan poco

Como todos los alimentos, las cantidades son algo a tener en cuenta. La pasta en raciones moderadas y mezcladas con alimentos de otros grupos, son el complemento perfecto para darte energía, saciarte y aportarte nutrientes esenciales.

El beneficio principal de la pasta es su aporte de carbohidratos, que nos dan energía para afrontar el día sin agotarnos. Para aprovecharla al máximo, lo mejor es tomarla a medio-día, cuando todavía nos quedan muchas horas por delante para quemarla. Evita pegarte un atracón por la noche, o si no vas a moverte mucho ese día, ya que los carbohidratos que no se queman, sí pasan a convertirse en grasa.

Precio accesible y fácil de preparar

Si algo nos gusta de la pasta es que se ajusta a todos los bolsillos: su precio suele ser bastante accesible y hay muchísimas variedades: tallarines, macarrones, espirales, rellenas de carne o verduras… ¡Elige la que más os guste a ti y a los tuyos!

pasta

Y si comprarla es fácil, prepararla ¡más todavía! Normalmente, solo hace falta hervirla en una olla con agua y un poco de sal y aceite. Fácil, ¿verdad? Así tendrás más tiempo de pensar con qué la vas a acompañar.

Este domingo se celebra el día internacional de la pasta y para celebrarlo, ¿por qué no preparar pasta para toda la familia? ¿No estás inspirado? Aquí van algunas ideas. ¡Buen provecho! 😉

Tres formas de comer pasta

¡A la rica ensalada… de pasta!

Un recurso fácil, sobre todo si te llevas la comida al trabajo, a clase o al parque, es hacer platos fríos que puedes comer donde quieras. Las ensaladas de pasta son quizá el plato más versátil que puedas hacer en frío. ¡Puedes echarle lo que más te guste!

Para las ensaladas de pasta, lo mejor es utilizar pasta vegetal, la de colores. Cuécela y déjala enfriar al aire. Después, corta unos tomatitos cherry, añade un poco de maíz, unas aceitunas negras y lechuga iceberg. ¡Un chorro de aceite y vinagre y ya tienes lista una deliciosa ensalada!

La pasta y la salsa, siempre de la mano

Una solución rápida y versátil para darle sabor a la pasta es hacerle una salsa. Desde una salsa de tomate, hasta una carbonara, pasando por pesto. Todo vale para cubrir la pasta y, por supuesto, ¡mojar pan al terminar!

Nosotros recomendamos la salsa arrabbiata, que pica a rabiar, ¡pero está deliciosa! ¿Quieres aprender a prepararla? ¡Haz clic aquí y sigue nuestra receta!

Para combatir el frío… ¡sopas de fideos!

En todos los hogares, un plato característicos del invierno es la sopa de fideos. Y es que es una comida consistente, perfecta para calentarnos cuando las temperaturas bajan. Además, puedes echarle muchas cosas para acompañar: trozos de pollo, zanahorias, apio, puerro… ¡Lo que más te guste para darle sabor!

Posts relacionados

Deja tu comentario