Hábitos saludables

Beneficios de las semillas de chía

semillas de chía

Chía es una palabra de origen maya, perteneciente a la familia de la menta, que significa ‘fuerza’. Durante miles de años, la chía ha sido un alimento básico en las civilizaciones maya y azteca.

Las semillas de chía contienen muchas vitaminas, minerales y ácidos grasos que ayudan a nuestro cuerpo a combatir las grasas y nos proporcionan muchos beneficios.

Las semillas de chía se pueden incorporar en cualquier comida y no alteran el sabor: pueden incorporarse en sopas, ensaladas, yogures, cereales… Incluso puedes hacer tus propias recetas de siempre, como muffins, pasteles o incluso el empanado de los filetes con estas deliciosas semillas.

Hasta cinco veces más calcio que la leche

La chía no tiene gluten y es rica en omega 3. Su sabor es parecido al de la nuez. Entre sus propiedades destacamos que, a misma cantidad, contiene 5 veces más calcio que la leche, el triple de antioxidantes que los arándanos y el triple de hierro que las espinacas.

Contienen el doble de fibra que la avena, el doble de proteínas que las verduras y el doble de potasio que el plátano. Por otra parte, absorben entre 10 y 12 veces su peso en agua, lo que ayuda a mantener el cuerpo hidratado. Son muy buenas para deportistas y personas activas.

Beneficios que se notan por dentro

Además, las semillas de chía aportan múltiples beneficios. Su contenido en fibra ayuda a controlar los antojos, pues crean una sensación de saciedad que nos ayuda a no picar entre horas. Es recomendable tomarlas en el desayuno, con leche o cereales.

Son una fuente saludable de Omega 3. El Omega 3 es bueno para las células de nuestro cuerpo. Las semillas de chía pueden contener incluso más Omega 3 que algunos pescados, ya de por sí ricos en este ácido graso.

chía

Las semillas de chía protegen de los efectos nocivos del medio ambiente, como la contaminación, el humo del tabaco o los rayos UVA.

Crecimiento muscular y regeneración de tejidos

La chía proporciona una cantidad extra de energía. Su alto contenido en fibra y en proteínas propicia el crecimiento de la masa muscular y regenera los tejidos. Por otra parte, las semillas de chía contribuyen a reducir los dolores en las articulaciones gracias a los ácidos grasos Omega 3, gracias a sus propiedades antiinflamatorias.

Por último, las semillas de chía contribuyen a la buena marcha del aparato digestivo, pues ayudan a eliminar líquidos y toxinas y a regular la flora intestinal. Además, previenen la oxidación celular y benefician a otras tantas funciones que nos mantienen bien por dentro y hacen que se note por fuera.

Como ves, las semillas de chía son un buen complemento que te ayuda a mantenerte en forma a la vez que contribuye al correcto funcionamiento de tu organismo.

También te contamos los beneficios de la avena 🙂

Posts relacionados

Deja tu comentario

Comentarios 3

  1. Olga Salem

    Ya he empleado varias de las aplicaciones del aguacate y me resultaron buenísimas. Me pasó lo mismo con la avena. Ahora veré lo de las setas y del chía.

    Responder
  2. Olga Salem

    Todos los posts me parecen excelentes !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Responder
    • Blog de DIA

      Muchs gracias por tu comentario Olga 😉 Si hay algún tema que quieres que tratemos no dudes en decírnoslo. Un saludo 🙂

      Responder