Hábitos saludables

Beneficios del método pilates

El método pilates se está convirtiendo en todo un estilo de vida. Surgió en Alemania a principios del siglo XX y su creador, Joseph Hubiertus Pilates, comenzó a practicarlo como un método de entrenamiento físico-mental para lograr armonía y coordinación entre el cuerpo y la mente.

Esta práctica es similar al yoga, pero se caracteriza por estar más enfocada al ejercicio físico y menos a la meditación.

Sus resultados son rápidos y eficaces; hablamos de cambios corporales visibles en aproximadamente veinte sesiones. Además, ¡es realmente adictivo!

La clave de este deporte es trabajar el cuerpo desde dentro hacia fuera, es decir, desde el centro hasta las extremidades. Mediante estos movimientos, se ejercitan todas las partes del cuerpo, adoptando infinitas posturas corporales (¡algunas verdaderamente dejan sin habla!), mientras se va controlando la respiración.

¿Qué beneficios tiene?

Son muchas las ventajas del método pilates. Te destacamos algunos de ellos:

  • Corrige posturas incorrectas y mejora la alineación postural, reduciendo dolores de cuello, lumbares y espalda.
  • Fortalece y tonifica el cuerpo, logrando una estructura muscular (sin aumentar excesivamente el volumen), estilizando la figura y obteniendo un vientre plano.
  • Mejora la respiración y la capacidad de concentración, afectando positivamente a los aspectos metabólicos y psicológicos.
  • Ayuda a prevenir y rehabilitar todo tipo de lesiones del sistema músculo-esquelético.
  • Optimiza la flexibilidad articular (especialmente los músculos de la espalda y el abdomen), el equilibrio, la agilidad corporal y la coordinación de movimientos.
  • Estimula la integración del cuerpo y la mente, beneficiando al autoestima y autocontrol.
  • Aporta fuerza y vitalidad, lo cual se nota en las actividades de una rutina diaria.
  • Promueve la relajación, eliminando sensaciones de estrés y tensión muscular. Consecuentemente, favorece el sueño profundo e ininterrumpido y ayuda a controlar situaciones bajo presión.

¿Quién puede hacerlo?

El pilates es apto para todos, jóvenes o mayores, que comiencen desde cero o tengan un nivel avanzado. Es decir, que es ideal tanto para alguien que apenas, o nunca, practica ejercicio físico, como para alguien que busca perfeccionar sus movimientos a un nivel más artístico, como podrían ser bailarines o deportistas de élite.

método pilates

Además, esta técnica es recomendable para todos aquellos que se encuentren en un proceso de rehabilitación, por causa de una lesión o similar. De hecho, en países como Estados Unidos y el Reino Unido, el método pilates forma parte, oficialmente, de muchos tratamientos de rehabilitación.

Te ha convencido, ¿eh? Pues no dudes y anímate a probarlo. ¡Te sentirás mejor por fuera y por dentro!

Posts relacionados

Deja tu comentario