Hábitos saludables

Beneficios de los frutos secos: ¿comemos suficientes?

frutos secos

No falta mucho para que comience el otoño y, con la nueva estación, llegan los productos de temporada, entre los cuales se encuentran los frutos secos, como las nueces, avellanas, almendras, cacahuetes, pistachos o piñones.

Pero más allá de considerarlos como simples aperitivos, los frutos secos son un alimento saludable que deberíamos incluir en nuestra dieta  por sus numerosos beneficios, eso sí, siempre con moderación, debido a su alto valor energético.

 ¿Quieres saber sus propiedades? ¿Cuáles son mejores y sus opciones de consumo? Pues sigue leyendo porque hoy dedicamos nuestro post a los frutos secos.

  • En líneas generales, los frutos secos se caracterizan por ser una excelente fuente de vitaminas, entre las que se encuentran la B y E, cobre, hierro, fósforo, selenio y potasio, las cuales ayudan a prevenir enfermedades como el cáncer degenerativo.
  • Su contenido en ácido oléico, fólico y linoleico hace de las distintas variantes de frutos secos los mejores aliados para luchar contra los problemas cardiovasculares y el colesterol.
  • A aquellos que padecen problemas de huesos, también se les recomienda una buena dosis de frutos secos, pues tienen un alto porcentaje en calcio y en Omega 3.
  • También es más que aconsejable comer un puñado de frutos secos para prevenir el estreñimiento y evitar la aparición de enfermedades intestinales, dado su alto contenido en fibra.

Pese a que todos los frutos secos son beneficiosos para el organismo, lo cierto es que podríamos destacar algunas variedades cuyas extraordinarias propiedades les hacen destacar  frente a otras.

Top Five de los frutos secos

1. Almendras

Están consideradas como el mejor fruto seco, debido, entre otras cosas, a su alto contenido en calcio, fibra y vitamina E, un antioxidante que contribuye a prevenir inflamaciones, cáncer y enfermedades cerebrales degenerativas. ¡Así que ya sabes! Las almendras son muy buenas para el cerebro.

2. Pistachos

Pese a que es un fruto seco, los pistachos tomados con moderación pueden ayudar a perder peso, pues su contenido en potasio hace de ellos un excelente diurético. Además, favorecen la salud cardiovascular, previenen trastornos como la ansiedad, la depresión  o el insomnio, y además son un excelente antioxidante, por lo que también ayudan a luchar contra el envejecimiento prematuro. ¡Mano de Santo!

3. Nueces

Su equilibrada proporción de aporte calórico, grasas y proteínas, así como su alto contenido en ácido linoleico, nutriente que ayuda a prevenir las arritmias y a conservar las arterias en buen estado, hacen de las nueces el mejor fármaco natural para mantener el corazón sano. Los expertos recomiendan comer 8 nueces al día.

4. Cacahuetes

Si estás estudiando o estás sometido a un alto desgaste cerebral, no te olvides de tomar un puñado de cacahuetes a diario, pues su alto porcentaje en folatos, un mineral esencial para el cerebro, te ayudará a reactivar la agilidad mental. Además, los cacahuetes son un complemento perfecto para las dietas vegetarianas y veganas, así como para las embarazadas, que necesitan folato para proteger al feto de posibles malformaciones.

5. Nueces de Brasil

Gracias a su aporte de selenio, esta variedad de nueces ayuda a prevenir el cáncer de próstata y otras enfermedades. Sin embargo, no se recomienda su abuso, pues diversos estudian asocian el selenio a la aparición de dos tipos de diabetes.

Una vez que hemos visto las importantes propiedades que tienen los frutos secos, para poder beneficiarnos de sus ellos, es importante consumirlos de forma natural, o tostados. Puedes añadirlos en ensaladas, macedonias, mezclados en yogur o simplemente comerlos como tentempié, especialmente a la hora de hacer deporte.

Posts relacionados

Deja tu comentario