Recetas

Bizcocho de yogur con limón y albahaca

Bizcocho4

yogur ( 1 ud., griego )
harina ( 3 medidas )
aceite de girasol ( 1 medida )
levadura en polvo ( 16 gr. )
huevos ( 3 uds. )
limón ( 1 ud. )
albahaca ( un buen ramillete )
mantequilla ( una nuez )
azúcar ( 2 medidas )
sal ( 1 pizquita )

Después de las vacaciones la vuelta al día a día es dura para todos. Por eso es importante empezar la jornada con ¡un buen desayuno ! Y si quieres, te damos otra dosis de energía con esta #playlist creada para la «vuelta al cole» mientras desayunas  http://bit.ly/1HntaLg

Suave y esponjoso, el bizcocho de yogur es uno de los más sencillos de elaborar. En esta receta, la albahaca le aportará un toque aromático, diferente y exquisito. ¡Ummm!

Paso 1: 

Ralla la piel del limón con cuidado de no llegar hasta la parte blanca de la cáscara, que es muy amarga. Pica las hojas de la albahaca, y reserva. Por otro lado, abre el yogur y ponlo en un bol.

Paso 2: 

Utiliza el envase del yogur como medida para el resto de ingredientes. Mezcla las tres medidas de harina, con la levadura de la sal y tamízalo. Es decir, pasa toda la mezcla por un tamiz o colador de trama fina para que se airee la mezcla. Así conseguirás un bizcocho mucho más esponjoso.

Paso 3:

Por otro lado, mezcla los huevos y el azúcar enérgicamente con unas varillas, hasta que se blanqueen un poco.

Paso 4:

Mezcla todos los ingredientes anteriores y añade la ralladura de la piel del limón y la albahaca.

Bizcocho1

Paso 5:

Unta el molde que vayas a utilizar para el bizcocho con mantequilla por dentro y añade la mezcla.

Bizcocho2

Mete el molde en el horno precalentado a 180°, inicialmente con el calor por la parte de abajo, y pasados 20 minutos, también con el calor por encima. En total, el bizcocho tendrá que estar en el horno entre 35 y 40 minutos, hasta que este doradito. En cualquier caso, antes de sacarlo asegúrate de que está bien hecho por dentro. Lo sabrás cuando pinches tu bizcocho con un cuchillo y salga limpio. Eso sí, si no quieres arruinar tu bizcocho sin solución posible, no abras la puerta del horno antes de que hayan pasado 25 minutos. Si lo haces, el bizcocho se ‘bajará’ por el centro… y ya no subirá.

Presentación:

Presenta tu bizcocho entero o partido en porciones y adorna con unas hojitas enteras de albahaca. Tómalo para desayunar, merender… o, ¿por qué no? con un buen vaso de leche después de cenar.

Truco:

Aunque extiendas mantequilla por las paredes y el fondo del molde, es muy habitual que el bizcocho se pegue al fondo para que el resto no quede a medio cocer. En gran medida lo evitarás si pones el horno a 180° y no a máxima potencia. Pero un truco para evitar que se pegue, y para facilitarle mucho la limpieza del molde, es cortar un trozo de papel de horno del mismo tamaño del fondo del molde, y ponerlo antes de añadir la mezcla. Te sorprenderá lo fácil que será desmoldarlo luego y lo fácil que será limpiarlo.

Posts relacionados

Deja tu comentario