Niños y familia

Las mejores bromas para el día de los inocentes

bromas

El 28 de diciembre es uno de esos días especiales que debemos dejar marcado en nuestro calendario para evitar ser uno de los inocentes despistados a los que algún bromista le haga una inocentada.

El día de los santos inocentes empezó a celebrarse por la religión cristiana para conmemorar a los niños menores de dos años que el rey Herodes mandó asesinar para asegurarse que Jesús, el Mesías, no le quitase su trono. Sin embargo, la tradición popular convirtió este día en un día festivo en el que todo el mundo se convierte en un pequeño bromista o en un inocente, si sufre la broma.

Para evitar caer en la inocentada nosotros te proponemos algunas bromas (sin maldad) para que les hagas a tu familia y amigos y así ser el mejor bromista del día de los santos inocentes.

Hazte un hermano gemelo

Si quieres empezar la mañana del Día de los Santos Inocentes dando a conocer a tu hermano gemelo perdido, esta puede ser una gran ocasión.

Consigue un muñeco hinchable o un busto de plástico y maquíllale para que se parezca lo máximo posible a ti. Bien poniéndole barba, unas cejas más definidas o el pelo rubio y… ¡Listo!

Solo tendrás que levantarte unos minutos antes que tu familia o tu pareja y meterle en la cama, tápale con las sábanas y a espera a que alguien intente despertarte.

Un amanecer pasado por agua

¿Os acordáis de cuando nuestros padres nos levantaban echándonos un vaso de agua fresquita por la cabeza y la cara porque éramos uno poco remolones? Pues esta broma es parecida y puede ser la idónea para que ellos se conviertan en los inocentes.

Realizarla es sencilla. Coge un bol de la cocina, el cual debe ser de plástico para que al caer no se rompa, y llénalo de agua. Después, deja la puerta entreabierta, preferiblemente la del baño para no inundar otras partes de la casa, y coloca en la parte de arriba de la puerta el bol con agua (puede estar algo fresquita para que el despertar sea más divertido).

Ahora solo queda esperar a que algún miembro de la familia se despierte y vaya al baño.

¡Ten cuidado de que no se te olvide y caigas en tu propia broma!

Jefe, mi ratón no funciona

Algunas veces nuestros compañeros de trabajo pueden convertirse en los candidatos perfectos para ser unos inocentes el 28 de diciembre.

Si quieres vengarte de alguno que durante el resto del año haya sido muy bromista, ¡este es tu día!

Imprime en un papel una cara divertida o escribe la palabra inocente y pégalo en la parte de abajo del ratón, de manera que a la hora de deslizarlo no funcione. Espera a que tu compañero llegue y…

¡Feliz día de los santos inocentes!

Un desayuno picantón

Si tus amigos o familia son muy bromistas y te tienen saturado con tanta broma, este es el momento perfecto para que ellos se conviertan en inocentes.

Compra un paquete de galletas rellenas de chocolate o nata, sácalas con cuidado para no romper el envoltorio, separa con cuidado las galletas del relleno, sin romperlas, y encima de la crema pon un poquito de pimienta molida o cayena (¡Sin pasarse!). Vuelve a colocar las galletas dentro del paquete y ciérralo con cuidado.

Te recomendamos que dejes un par de galletas sin picante para que las uses de cebo y te las comas tú. Ahora sólo espera que llegue la hora del desayuno y tendrás tu broma asegurada.

Después de haber hecho tu broma deberás mantenerte alerta, ya que “tus inocentes” pueden devolvértela. Así que si quieres evitarlo, propón planes a tu familia o amigos y aprovecha que este año el 28 de diciembre es viernes para ir a algún parque temático.

 

Posts relacionados

Deja tu comentario

Comentarios 2

  1. Victoria

    Otra buena broma:
    Prepara croquetas para cenar solo que dentro de cada una pon un palillo.
    Ala….. todos encontrarán algo duro y sorprendente. Evitar darle a niños .

    Responder