Niños y familia

Ciberbullying: qué es y cómo reaccionar ante él

ciberbullying

Desgraciadamente, el acoso entre los jóvenes es un problema de larga trayectoria en nuestra sociedad. Pero en los últimos años ha adquirido una nueva dimensión debido al fuerte impacto y penetración que las  redes sociales e internet tienen en nuestra sociedad. Es lo que se llama Ciberbullying o ciberacoso.

Como cualquier tipo de acoso, en el virtual lo que también se pretende es minar y socavar la autoestima de la víctima, pero en este caso se utilizan smartphones, ordenadores de sobremesa o portátiles para enviar mensajes amenazantes, intimidatorios o chantajistas a través de las redes sociales, aplicaciones de chat como Whatsapp…etc.

1 de cada 10 menores sufre ciberacoso escolar y solo un 25% de ellos lo cuentan, según el II Estudio sobre el acoso y el  ciberbullying, publicado por la asociación ANAR.  Ante estas  alarmantes cifras, la comunidad internacional está trabajando para atajar esta  situación, y una de las medidas tomadas ha sido la de crear el Día del Internet Seguro, que tiene como objetivo promover y debatir sobre la necesidad de poder navegar y utilizar las redes sociales de manera segura, especialmente  cuando se trata de menores de edad.

Pero no cabe duda de que terminar con esta situación va a ser complicado, por lo menos a corto plazo. Por tanto…

¿Qué podemos hacer  si creemos que nuestro hijo está  sufriendo ciberbullying?

Si creemos que nuestro hijo está sufriendo cibeacoso, los expertos en la materia recomiendan las siguientes pautas:

  1. Intenta  mantener una comunicación constante y muy fluida con el niño, intentando que confíe en ti y hable abiertamente de lo que ha ocurrido. Si no lo hace, recurre a sus amigos para obtener más información.
  2. Si te lo cuenta, evita por todos los medios que se sienta culpable por la situación. Nada de lo que él haya hecho justifica un acoso.
  3. Sobre todo, tiene que sentir que no está solo y que le vais a ayudar a solucionar el problema.  Para ello, tienes que trazar un plan de acción para acabar con la situación. Asegúrate de que tu hijo entiende cuáles son los siguientes pasos a realizar, el objetivo es que salga reforzado y se sienta parte de la solución.
  4. Tienes que comunicar la situación al colegio, pues muchos de ellos (cada vez más), disponen de protocolos de actuación en sus planes de convivencia.
  5. Esta es una situación muy delicada y es fundamental que busques la ayuda de expertos: abogados, psicólogos y expertos en seguridad infantil. Y por supuesto, denúncialo a la Policía, a la Guardia Civil o a la  fiscalía de menores.
  6. Asegúrate de que tu hijo se siente cómodo solicitando esta ayuda. Si presiente que se meterá en problemas o que perderá algún privilegio (como el acceso a Internet o al teléfono móvil) será más reticente a pedir socorro. Lo que puede provocar que intente resolverlo por sí mismo acrecentando aún más el problema

Pero ojo, que nadie crea que este delito tipificado en el código penal se da exclusivamente entre la población más joven. Nadie está a salvo de verse en una situación así, ni siquiera políticos, famosos o influencers relevantes, quienes ya han tenido que recurrir a la justicia para poner freno a una  situación de insultos constantes.

Ante este panorama, lo mejor es tener una actitud precavida a la hora de compartir momentos de nuestro día a día en las redes, pues esto nos hace más vulnerables. Y más si en esas imágenes aparecen niños.  Aquí te damos algunos consejos sobre cómo publicar imágenes con niños en las redes sociales de manera segura.

Deja tu comentario