Trucos y tips

Cinco ejercicios sencillos que puedes hacer en casa

Hacer ejercicio es una actividad que ha de estar presente durante todo el año. Mejora la salud y el bienestar físico, estimula el autoestima y, consecuentemente, aumenta la calidad de vida.

Por falta de tiempo, a veces resulta complicado encontrar hueco para ir al gimnasio o apuntarse a cursos deportivos.

A pesar de esto, existen cantidad de ejercicios sencillos que permiten mantenerse en forma desde casa. Además, son adecuados para cualquier momento del día y para hacer tanto solo como en compañía.

Te explicamos cinco de ellos para que practiques en casa.

Zancadas

Este ejercicio quema grasas trabaja la parte inferior del cuerpo, tonificando muslos y reafirmando glúteos.

Para hacerlo, hay que separar los pies y llevar una de las piernas hacia atrás, manteniendo la espalda en posición natural. La pierna delantera deberá quedar flexionada, mientras que la trasera tendrá el talón en alto. Se trata de subir y bajar, lento y pausado, depositando la fuerza en la pierna doblada, para que al bajar, la rodilla quede detrás del tobillo.

Transverso

Ayuda a tonificar el abdominal transverso, reduciendo el perímetro de nuestra cintura.

Consiste en apoyar los brazos y las puntas de los pies en el suelo, pero manteniendo el resto del cuerpo en el aire, formando una línea recta. Es sencillo, pero requiere fuerza.
Luego, si te animas, puedes hacer flexiones para trabajar los bíceps. ¡Lucha por ese abdomen plano!

Sentadillas

Son fáciles y perfectas para fortalecer piernas, glúteos y abdomen.

Se trata de repetir el acto de sentarse y levantarse. Es importante echar el trasero atrás cuando se baje y depositar el peso en los talones, que siempre han de estar en línea con las rodillas. Evita apoyar las manos en las piernas, ya que esto reducirá la efectividad.

Tríceps

Este ejercicio trabaja, sobretodo, los músculos del brazo; bíceps y tríceps.

Hay que sentarse al borde de una silla, apoyar las manos en ella y colocar los pies adelante, como si fueras a sentarte en el suelo pero sin llegar a hacerlo. Se trata de ir flexionando y extendiendo los codos repetitivamente e ir moviéndose arriba y abajo.

Abductores

Al igual que las zancadas, este ejercicio tonifica los muslos y glúteos.

Para hacerlo, hay que recostarse sobre un costado del cuerpo y apoyar la cabeza con un brazo, manteniendo el equilibrio. Este paso consiste en ir elevando la pierna superior, lentamente, hasta llegar a un ángulo de entre 45-90 grados. Para hacerlo correctamente, es importante mantener la punta del pie mirando hacia el frente.

¡Ánimo, a por esa operación bikini!

Posts relacionados

Deja tu comentario