Trucos y tips

Comida preparada y a domicilio: ¡hoy no cocines!

Comida preparada

En una sociedad donde todo lo hacemos deprisa, no tenemos tiempo para nada, vivimos estresados por el trabajo en la oficina, la casa, los niños… es normal que no tengamos ni tiempo ni ganas de ponernos a cocinar. Por esa razón, la modalidad de comida preparada a domicilio cada vez está más extendida.

Aunque en un principio el take away estaba relacionado con comida rápida y altamente calórica, lo cierto es que desde hace un tiempo cada vez encontramos menús más saludables que nos permiten comer rico y sano sin necesidad de ponerse el delantal. Y si además te lo llevan a tu casa, oficina o donde tú quieras, mejor que mejor. La comida a domicilio ha ganado muchos adeptos, y esto es porque…

  • Ahorras tiempo: no tienes que hacer la compra, cocinar, recoger ni tampoco ir al restaurante a pedir la comida.
  • Por tanto, es muy cómodo, no hay esfuerzos.
  • Es un servicio que se adapta a tus circunstancias. Puedes elegir el lugar donde comer (en el trabajo, disfrutar del almuerzo al aire libre, en casa…) y cuando puedes o quieres hacerlo.
  • Y también en ocasiones puede salvarte de un apuro, pues si has recibido una visita inesperada, o vas a organizar una fiesta o reunión y no tienes tiempo para preparar un menú para un número elevado de comensales, los menús a domicilio son la solución ideal.

Día comida preparada a domicilio te ayuda

En este sentido, Día, en su afán de hacerte la vida más  sencilla y llevar los mejores alimentos a tu mesa, también dispone de un servicio de comida a domicilio. Ya estés en casa, en la oficina o en cualquier otro lugar y si no tienes nada en la nevera o simplemente no te apetece cocinar, la mejor opción es pedir comida a domicilio en Día y te enviarán lo que elijas comer en la franja de horario que prefieras.

Para ello, Día pone a tu disposición una amplia variedad de productos pensando en los gustos de todos. Así, si prefieres una comida ligera y saludable, puedes encoger entre las muchas ensaladas de las que dispone; por el contrario, si te apetece algo más contundente, echa un vistazo a su catálogo de platos preparados. Si por el contrario tienes poco tiempo,  un plato refrigerado puede ser la mejor opción. Y por supuesto, puedes completar el menú con aperitivos, postres y bebida.

En cuanto al precio, si tu pedido es inferior a cincuenta euros los gastos de preparación y envío son de 6 euros, pero si el coste es superior a 50 euros estos costes pasan a ser gratuitos.

Y si lo que tienes es unos diez minutos para prepararte la comida, pero quieres encargarte tú, siempre podrás tirar de recetas fáciles para tus tuppers, algo rápido, saludable y que te apañe el almuerzo. ¡Hay muchas opciones!

Posts relacionados

Deja tu comentario