Trucos y tips

Cómo cocinar más sano y con menos grasa

Cocinar de forma saludable, además de ser beneficioso para la salud, es un cómplice fantástico para controlar nuestro peso y silueta.

Muchos alimentos contienen nutrientes con altos niveles de grasas saturadas que perjudican nuestro organismo. Por ello, es importante controlar los tipos de alimentos y cantidades que utilizamos al cocinar.

¡Te damos algunos consejos para lograr una alimentación más sana!

Utilizar menos aceite

El aceite de oliva es un alimento saludable, pero muy graso. Es importante reducir, en la medida de lo posible, la cantidad de aceite que empleamos en la cocina. Por ejemplo, utilizando rocío vegetal, aceite en spray o pinceles culinarios para humectar la sartén sin pasarse.

Sobre todo porque en España, un país de dieta mediterránea, tendemos a utilizar alimentos como el aceite a menudo, tanto para cocinar como para elaborar salsas y aliñes.

aceite

Es importante entender que una cocina con menos aceite y menos grasa no tiene porqué ser sinónimo de una cocina sin sabor. Se pueden hacer platos más sanos e igual de deliciosos. ¡Anímate a probarlo!

Técnicas de cocción

Adoptar las técnicas de cocción adecuadas puede ayudarnos a reducir la cantidad de grasas, aceites y azúcares en nuestra alimentación.

La fritura logra platos estupendos, pero utiliza una altísima cantidad de aceite, que se nota tanto en el plato, como en nuestra salud. ¿Nuestro consejo? Que se disfruten muy de vez en cuando. En su lugar, recomendamos optar por platos a la plancha o hervidos, que generan mucha menos grasa (a veces incluso nada) y están igual de ricos.

Cuando cocinamos guisos y caldos, solemos añadir alimentos (como las pastillas de caldo) que aportan sabor, pero también grasa. Una solución es utilizar separadores de salsas, que funcionan como filtro, para librarse del exceso de grasa.

pollo

Para platos asados, es conveniente emplear una rejilla alrededor del alimento. Esto permite que pase el calor, mientras que la grasa innecesaria se derrita y se pierda con el calor.

Optar por productos bajos en calorías

Los productos light o bajos en caloría son alternativas estupendas de muchos productos básicos de toda la vida, como la mantequilla, la mahonesa y el queso. Optar por ellos es una apuesta inteligente. La harina también tiene muchas variantes. Nosotros aconsejamos elegir la de trigo, salvado o arena, ya que responden mejor con nuestro organismo.

Otra opción es reemplazar, mientras sea posible, estos productos por alternativas más saludables. Por ejemplo, margarina en vez de manteca o mantequilla, o azúcar por edulcorante.

¡Bon appétit!

Posts relacionados

Deja tu comentario

Comentarios 2

  1. Montserrat aguilera

    Soy una nueva suscriptora y creo que he acertado

    Responder
  2. Montserrat aguilera

    Soy una nueva suscriptora y después de

    Responder