Trucos y tips

Colocar tarima flotante paso a paso

COMO COLOCAR TARIMA FLOTANTE

Si te estás preguntado cómo colocar tarima flotante, debes saber que es tan fácil y rápido que lo puedes hacer tú mismo.

Para ayudarte, toma nota de estos consejos sobre la correcta colocación de este tipo de suelo en casa. Con ellos te darás cuenta de que es tan sencillo, que no vas a dudar ni un instante en colocar este revestimiento, que ya es mayoritario en nuestro país gracias a su resistencia, durabilidad y facilidad de instalación.

¿Preparado para aprender cómo colocar tarima flotante?
Pero antes, no dejes de lado el cuidado, mantenimiento y limpieza diaria de este tipo de suelos de madera, y echa un vistazo y aprende a cómo limpiar el parquet.

Paso a paso sobre la colocación de tarima flotante en el suelo de tu casa

Antes de comenzar el trabajo de colocación de la tarima flotante propiamente dicho, tienes que asegúrate de que el suelo está perfectamente limpio, liso y no hay ningún desnivel.
Si los hubiese, rellénalos y elimina los desniveles con pasta niveladora. Después límpialo y sécalo.

El suelo debe estar perfecto antes de colocar la base aislante.

  1. Pon la base aislante

    Antes de comenzar a poner la tarima, tenemos que colocar sobre toda la superficie del suelo la base aislante. Esta está compuesta por tiras de espuma de polietileno que sirve para aislar del ruido y del frío. Para fijarlas, utiliza cinta aislante para que no se mueva.
  2. Deja un espacio entre las lamas y la pared

    Una vez colocada la base aislante por toda la superficie, es momento de comenzar a colocar las lamas de madera.
    Comienza por los lados de la habitación, pero deja un espacio de unos 15 mm entre la pared y la primera lámina de madera.
    Para mantener la junta a la misma medida durante todo el perímetro, coloca unas cuñas.
    La razón de este espacio es para que el material de la tarima flotante tenga hueco para dilatarse.
  3. Coloca la tarima

    Ahora que ya tienes colocadas todas las cuñas, comienza a colocar las lamas de madera.
    La primera servirá de guía para la instalación del resto. A continuación, vete encajando las piezas de una en una, como si se tratara de un puzzle a través del sistema macho-hembra.
    Es posible que para encajarlas tengas que ayudarte de un martillo.

    Además, para que la estructura sea más resistente, evitaremos que coincidan las uniones de una fila con otra. Esta fase de colocación de la tarima flotante durará hasta que cubras toda la superficie.
  4. Retira las cuñas

    Una vez que el piso está totalmente cubierto por la tarima, es momento de quitar las cuñas que has colocado al principio y sustituirlos por los rodapiés, que deberás cortar en ángulo de 45 grados en los extremos para que encaje con el siguiente.
    Para fijarlos en la pared, utiliza cola adhesiva o bien clavos muy finos.
  5. Toque final

    Cuando lo tengas todo cubierto, es posible que queden algunas zonas sin poner tarima, pues bien, corta una lama con el tamaño adecuado y encájala con la ayuda de una palanqueta.
    Ahora, barre todo para retirar el polvo que pueda haber después de la instalación de la tarima flotante.
    Y como último paso, pasa una fregona muy escurrida con producto de limpieza especial para maderas.

    Ahora sí, listo para que coloques los muebles y disfrutes de tu tarima flotante.

Y ahora que ya has colocado la tarima flotante en toda tu casa, toca cuidarla para que mantenga su aspecto reluciente el mayor tiempo posible. Para ello, la limpieza es fundamental. Así que para ayudarte no te vendrá mal saber cómo se limpia la tarima flotante de manera adecuada.

Comments 2

  1. Marga

    Muchas gracias. Estoy pensando en poner la tarima y esto me viene al dedillo. Felicidades por el blog.

    Responder
    • Blog de DIA

      Muchas gracias por tu comentario Marga!

      Responder

Leave a Reply