Trucos y tips

Cómo cuidar de los cables

cables

Los cables… ¡esos olvidados! Seguro que todos vosotros tenéis mucho cuidado a la hora de proteger vuestro móvil, ordenador, auriculares y demás dispositivos electrónicos. Les prestamos gran dedicación,  les compramos fundas y protectores de pantalla. ¿Pero qué hacéis para proteger los cables?

¡Los tenemos por todos los lados! En los enchufes, en cajones, en cajas… Pero normalmente no les prestamos un trato especial. Sin embargo son una pieza clave a la hora de utilizar nuestros dispositivos electrónicos. ¡Son los grandes olvidados!

En muchas ocasiones el cargador de nuestro ordenador o móvil dura menos que el dispositivo. Por eso, hay que prestar especial atención a cómo los guardamos y cómo los tratamos. Si sigues estos consejos y alargarás la vida de los cables. 😉   

¡Nada de nudos!

Es la forma más fácil de guardarlos: muchos de nosotros hacemos círculos en forma de ocho con los cables y después un nudo, para que no ocupen mucho espacio y tenerlos recogidos. ¡Pero tenemos que tener cuidado! Si hacemos un nudo muy fuerte, se pueden ver afectados por la presión y pueden dejar de funcionar.

Lo mejor es hacerlo con cuidado, haz un doblez suave y deja libres los extremos. De este modo podrás guardarlos en cualquier sitio y no se estropearán.

Desenchufa con cuidado

Otra práctica habitual es no acercarnos al enchufe a la hora de desconectar un cargador o cable. Hay que evitar los tirones.

cuidar cables

Acércate al cargador y retíralo en línea recta, haciendo presión solo al sacarlo de la toma. Y, por supuesto, tira del extremo conectado, no del cable. Tampoco lo muevas hacia arriba o hacia abajo. Si no los forzamos, no tienen por qué fallar.

Cuidado dónde los dejamos

A muchos nos pasa que dejamos el cargador y otros dispositivos enchufados, aunque no los estemos usando. Debemos de prestar atención al entorno: nunca dejes tus cables sueltos en la cocina o en sitios donde se puedan mojar.

También nos pasa que por querer estar sentados en un lugar más cómodo estiramos el cable al máximo. ¡Cuidado con esta práctica! Nos podemos mover con el dispositivo en la mano sin acordarnos que estaba conectado y dañar la parte del cable más cercana a la toma de corriente.

cuidado de cables

Tampoco lo pongas en una zona de tránsito, ya que puede pasar alguien y pisarlo o engancharse, pudiendo dañar el cable. Esto vale también para los que viven con mascotas: los perros y gatos también pueden tropezarse con ellos, ¡así que mantenlos siempre a buen recaudo! Si tienen que pasar por el suelo, fíjalos al rodapiés para que estén pegados a la pared y no sueltos.

Refuerza los cables

El problema muchas veces está en que los cables se acaban pelando o estropeando, simplemente por el uso. Para “echarles un cable”, los puedes reforzar con cinta aislante o con papel. 😉 Así, durarán más tiempo.

¿Y vosotros soléis cuidar los cables? Cuéntanos tus trucos en los comentarios.

Deja tu comentario