Trucos y tips

Te contamos cómo cuidar geranios en 5 pasos

como cuidar geranios

Los geranios son flores de exterior que florecen en primavera y se mantienen en su máximo esplendor durante todo el verano, ya que aguantan muy bien las altas temperaturas.

Pero pese a que es una planta muy resistente, lo cierto es que hay que tener claro cómo se cuidan los geranios.

Tiempo necesario: 30 minutos.

Vamos a ayudarte, vamos a darte algunos consejos para que sean la envidia del vecindario el próximo verano.

  1. Tierra especial para geranios y enriquecida

    Tener una tierra de calidad es la base para que cualquier planta crezca fuerte y sana. En nuestro caso, necesitan tener un compost especial para geranios que esté enriquecido con abono o estiércol. De esta forma, el terreno drenará mejor.
    En cuanto a la cantidad de compost que hay que echar en la maceta, siempre hay que seguir las indicaciones del fabricante.

  2. Cómo cuidar los geranios del frío en infierno

    Los geranios son flores de primavera y verano. El otoño es la estación ideal para plantar los esquejes que meses después florecerán, y el invierno es el momento en el que el esqueje comienza a enraizar.
    Durante esta estación no hay que regarles demasiado, con el agua de la lluvia y la humedad propia del momento, será suficiente.

    Poco a poco, y según va llegando la primavera, el geranio empieza a recobrar vida.

  3. Necesitan mucha luz

    Como buena planta de exterior, el cuidado del geranio pasa por ponerlo en un lugar en el que reciba mucha luz natural. Y si les da el sol directamente, muchísimo mejor. De hecho, necesitan un mínimo de 5 horas al sol para lucir en su máximo esplendor.

    No es casual que muchos pueblos de Andalucía decoren las fachadas de sus casas con macetas con geranios.

    Hemos dicho que los geranios son la planta de exterior por excelencia, pero también es posible que crezca en el interior. En este caso, hay que colocarlos cerca de una ventana donde pueda recibir los rayos de sol directamente para que pueda florecer.

  4. No necesitan mucha agua

    Aunque necesiten mucho sol directo, lo cierto es que al geranio no hay que regarlo demasiado.
    Los expertos aconsejan regarlo 2 veces a la semana en verano y 1 vez en invierno.

    En cuanto al modo de hacerlo, lo mejor es regar con la manguera si los tienes en el jardín, y si no, con una regadera o jarra, pero siempre vertiendo el agua sobre la tierra y no directamente en la planta.

  5. Prevención de plagas

    Para finalizar, no podemos olvidar la prevención de enfermedades y plagas. Aunque estamos hablando de plantas que tienen una gran resistencia, no se libran ante esta clase de amenazas.
    Son más susceptibles a éstas si el tiempo o el ambiente en el que estén es muy húmedo. Si ocurre que tenemos algún tipo de plaga en nuestros geranios, te recomendamos el uso de sulfato de cobre en jardinería.

Los geranios son flores de exterior, de hecho, es una de las plantas que más se utilizan para decorar balcones, terrazas y patios.
Sin embargo, no es la única manera de decorar estas estancias. Y si no, echa un vistazo a éstas útiles ideas para decorar el balcón.

Leave a Reply