Trucos y tips

¿Cuáles son los cuidados de un bonsái?

COMO CUIDAR UN BONSAI

Los bonsáis dan un toque elegante y sofisticado en la decoración de una casa. Pero esta belleza es el resultado de una meticulosa y concienzuda rutina de cuidados.

Tiempo necesario: 5 minutos.

Si estás pensando en comprar un ejemplar de este tipo de planta originaria de Japón, hoy te vamos a desvelar cómo cuidar un bonsái.

  1. ¿Cuál es el lugar ideal para tener un bonsái?

    Cuando tenemos un bonsái, la principal duda es encontrarle un lugar, dada su delicadeza. Pues bien, la respuesta a esta pregunta es que hay que colocarle en un lugar muy iluminado, ya que este tipo de plantas necesita mucha luz para que no se resienta su crecimiento.
    Así que nuestro consejo es que le coloques cerca de la ventana, especialmente si está orientada al sur.

  2. ¿Cómo se debe regar un bonsái?

    Otra cuestión que hay que tener presente a la hora de saber cómo cuidar un bonsái es que este tipo de plantas necesitan un nivel de humedad bastante elevado, bastante más alto que el que se tiene en casa, especialmente en época de aire acondicionado o calefacción.

    Pues bien, para que tenga el nivel de humedad que necesita, tendrás que regarlo con mucha frecuencia. ¡Ojo! Nunca se riega por rutina cada X días, sino cuando lo necesita realmente.
    Y, ¿cómo se sabe? bastante sencillo, vas a tener que fijarte en la tierra, y sólo si ésta está seca es cuando debes regar.

    Y , ¿cómo se riega un bonsái?, te preguntarás. Pues bien, debes hacerlo abundantemente, hasta que se empape el cepellón y el agua salga por los agujeros de drenaje. Pasados unos minutos, vuelve a repetir la operación.

    Para regar, utiliza una regadera con una boquilla de agujeros finos para evitar arrastrar la tierra fuera de la maceta.

  3. Necesita mucha humedad

    Y entre regado y regado, es importante tener mucha humedad cerca para que no se seque. Puedes conseguirlo colocando una bandeja llena de agua a su lado o incluso pulverizando las hojas varias veces al día, especialmente en verano e invierno.

  4. El abono es fundamental

    Para mantener un bonsái en óptimas condiciones, es fundamental abonarlo en la época de crecimiento, que es desde el inicio de la primavera hasta el otoño.
    Es muy importante el momento en el que se hace, pues de eso dependerá el tipo de abono que has de elegir. Así, en primavera se requiere un abono rico en nitrógeno para que ayude al árbol a crecer. En verano, se utiliza uno más equilibrado, mientras que en otoño se recomienda otro tipo para fortalecer al árbol y prepararlo para el invierno.

  5. La poda

    La poda, o pinzado, es la parte más importante del cuidado del bonsái, ya que tiene como objetivo mantener y perfeccionar la forma del árbol.
    Ésta se debe hacer durante toda la temperada de crecimiento y consiste en cortar las hojas que se salen del perfil del follaje con unas tijeras.
    Con la poda, se estimula al árbol a distribuir su fuerza obteniendo un crecimiento más uniforme al tiempo que se desarrollará un follaje denso.

Además de los bonsáis, existen otras muchas especies de interior. Te hemos hecho una selección de plantas de interior entre las que puedes elegir para decorar tu hogar.

Leave a Reply