Trucos y tips

¿Cómo evitar olores en la arena para gatos?

arena para gatos

Son muchos los beneficios que hay en tener un gato como mascota. Dan compañía, son muy bonitos, puedes jugar con ellos, son muy limpios… pero tienen un pequeño inconveniente: tanto su orina como las heces tienen un olor bastante fuerte. Por esta contundente razón, la necesidad de limpiar diariamente la arena para gatos donde suelen hacer sus necesidades se convierte en una necesidad vital para el bienestar de la familia.

Consejos y tipos de arena

A la hora de limpiar, lo mejor es que retires los restos con una pala especial que existe para tales menesteres. Luego le vuelves a echar un poco de arena. Como ya sabes la hay de varios tipos: de sílice, aglomerante… Una vez por semana, es aconsejable que vacíes totalmente el arenero. También, que lo laves con lejía desodorizada u otro desinfectante inodoro.

También puedes realizar una desinfección mensual más profunda, lavando la bandeja en el lavavajillas. La temperatura y el detergente esterilizarán el recipiente.

Otra alternativa para que el arenero no huela es distribuyendo una finísima capa de bicarbonato sódico en el fondo de la bandeja limpia. Es importante echar muy poco, pues en grandes cantidades es tóxico. Después, se cubre con otra capa abundante de arena.

Para facilitar la labor de limpiar la bandeja, el mercado nos ofrece arena aglomerante, que forman bolas al contacto con la orina o las heces. De esta manera, será más fácil localizar los restos y deshacerte de ellos. Se trata de un producto de algo más caro que la arena habitual, pero sin duda es bastante útil y simplifica esta tarea diaria.

Otros tipos de areneros

Y si todas estas tareas te parecen tediosas o no tienes mucho tiempo libre, lo mejor es que eches mano de la tecnología y de algunos artículos muy ingeniosos. Es el caso del arenero autolimpiable, que mediante una sencilla palanca precipita hacia el fondo los residuos sólidos que caen en el interior de una bolsa de plástico biodegradable.

Y la versión más sofisticada, y también cara, es el arenero autolavable. Se trata de un dispositivo que lava y seca la arena, por lo que no hace falta cambiarla. Licua las heces y evacúa el agua sucia a través de la tubería del inodoro del baño. Tan solo hay que estar pendiente de rellenar de arena la bandeja de vez en cuando.

Y una vez que ya tienes limpio el arenero de tu gato, ya puedes disfrutar todo el tiempo que quieras de tu mascota. Eso sí, aprende cómo evitar que tu gato arañe los muebles.

Posts relacionados

Deja tu comentario