Recetas

Cómo hacer helados caseros

helados caseros

Con motivo del Día del Helado, qué mejor que aprender a hacerlos en casa. Ya sea con ayuda de una heladera o de manera manual, los helados caseros son la versión más saludable y refrescante de hacer frente a las altas temperaturas del verano.

Los helados caseros poseen una calidad difícil de lograr en los industriales. Las mezclas bien aromatizadas, una vez heladas, son ligeras al paladar y si consigues una presentación cuidada, lograrás elaborar postres realmente espectaculares.

Aunque existe la creencia de que es difícil hacerlos en casa, comprobarás que es más fácil de lo que imaginas. ¡Comenzamos!  

Lo primero que tienes que hacer es una crema inglesa, que es la base de cualquier helado. A partir de ahí, puedes añadir cualquier ingrediente para hacerlo del sabor que deseemos.

Ingredientes para la crema inglesa:

  • ½ l. de leche.
  • 125 gr. de azúcar en polvo.
  • 6 yemas de huevo.
  • 100 ml. de nata líquida para montar.

Comienza la preparación hirviendo la leche con la mitad del azúcar a fuego lento. Mientras, bate las yemas con el resto del azúcar hasta que quede una crema blanquecina.  

Cuando la leche empiece a hervir, agrégala al recipiente de las yemas batidas y mezclar bien con una varilla. Una vez mezclado, vuelve a poner toda la crema en el cazo y cuece durante unos minutos a fuego lento sin dejar de remover, hasta que espese un poco. Retíralo del fuego y déjalo enfriar.

Una vez la crema esté a temperatura ambiente, mételo en el congelador. Cuando notes que la mezcla comienza a congelarse, añade la nata líquida batida ligeramente mezclándolo bien.

helados caserosSi quieres un sabor en concreto, ahora es el momento de agregar, por ejemplo, cualquier fruta triturada o bien trocitos de chocolate. Pasada media hora vuelve a batir un poco más, y así sucesivamente hasta que adquiera la consistencia de helado.

En el caso de que tengas una heladera, todo este proceso de batido lo hará la máquina, por lo que es más cómodo, rápido y ensucias menos.

Por último, si no lo vas a consumir ese mismo día, es importante que lo saques del congelador una media hora antes de consumirlo y lo batas con la batidora eléctrica antes de servirlo para que tenga la consistencia cremosa. 

Y ahora que ya has podido comprobar que hacer helados es muy fácil, te proponemos que intentes hacer la receta de ‘Helado de yogur con frutos rojos y avena‘.

Posts relacionados

Deja tu comentario