Recetas

Cómo hacer la receta de guacamole en casa fácilmente

¿Conoces una receta que sirva tanto para un roto como para un descosido? Esas son las mejores, porque tanto si estás solo en casa, como en pareja o vienen amigos, te sacan del paso. Da igual que sea invierno o verano, la receta de guacamole es perfecta para cualquier ocasión.

Hoy, vamos a aprender los pasos para hacer el guacamole en casa de la forma más fácil posible. Sí, porque lo suyo sería tener un mortero de piedra, que recibe el nombre de molcajete, para hacerlo. Pero como no todos tenemos uno en el armario, con un tenedor y un bol será suficiente.

Este tipo de recetas comodín son, a su vez, de esas recetas que cada uno hace de una forma. Así que, te animamos a ver la nuestra. Con estos ingredientes como base ¡seguro que irá perfecta!

Tiempo de elaboración | 25 minutos.
Dificultad | Fácil.
Personas | De 2 a 4.

Ingredientes

1 aguacate, 1/2 cebolleta o escalonia, zumo de 1 lima, un ramillete de cilantro fresco, unas gotas de tabasco y sal.

Cómo hacer guacamole en casa fácilmente

Lo primero será conseguir unos aguacates (o uno) que esté maduro, pero no pasado. Es decir, algo así como estar al dente. Ni muy blando ni duro. Al hacer guacamole lo bueno es que tenga consistencia para que no se haga puré.

Sí, esta es una de las claves. El buen guacamole no debe ser un puré. Aunque por supuesto, puedes hacerlo a tu gusto.

Esa es la primer norma de la cocina fácil y sencilla: hacer las cosas al gusto de cada uno.

Para sacar el hueso del aguacate lo partimos a la mitad, en el ecuador, y con ayuda de una cuchara sacamos la carne. El hueso suele salir solo en este punto si el aguacate está al punto. Si no, con ayuda de un cuchillo lo sacamos.

Lo partimos en dados pequeños, no excesivamente pequeños. Añadimos la cebolleta picada muy finamente y el cilantro del mismo modo. Además incorporamos el zumo de lima. Mezclamos con energía con el tenedor de tal forma que el aguacate, al estar un poco blando, se empezará a deshacer, pero nunca del todo.

Por último, añadimos sal y el tabasco o el picante que nos guste más al gusto.

Consejos de presentación

Podemos terminar el guacamole añadiéndole más ingredientes. Por ejemplo, un poco de tomate en dados o incluso decorándolo con cebolla roja. Además, es perfecto para acompañar otras recetas, como los famosos nachos con queso.

Posts relacionados

Deja tu comentario