Moda y belleza

Te enseñamos cómo se hace la manicura francesa paso a paso

Cómo hacer la manicura francesa en casa

Si con la vuelta al trabajo has dejado atrás las manicuras llamativas con colores flúor, hacerte la francesa siempre es una buena opción. Puedes ir a un establecimiento especializado, pero si sabes cómo hacerte la manicura francesa en casa, te animamos a que lo hagas tú misma. Y si no sabes, sigue el siguiente paso a paso.

Cómo hacer la manicura francesa en casa

  1. El primer paso que debes hacer antes de hacerse la manicura, ya sea francesa o no, es eliminar los restos de esmalte que pueda haber en la uña. Para ello, pásate un algodón impregnado en quitaesmalte sin acetona, para que no dañe la uña.
  2. A continuación, córtatelas, si deseas una manicura francesa con uña corta o bien límalas para darle la forma que desees.
  3. Ahora, es el turno de las cutículas. Humedécelas con agua y empújalas para atrás con la ayuda de un palito de naranjo, que puedes encontrar en cualquier droguería.
  4. Cuando ya las tengas limpias y libres de cutículas, es el momento de aplicar un endurecedor para evitar que éstas se descamen o se quiebren.
  5. Después de esta mano, le toca el turno a la base. Aplícatela con el pincel por todas ellas. Espera al secado. Puedes hacerlo soplando o si quieres ser rápida, ponlas debajo de una lámpara de UV especialmente diseñadas para estos quehaceres.
  6. Sea como sea, y siempre que esta capa esté seca, el siguiente paso en este tutorial de cómo hacerse la manicura francesa en casa, es aplicar una capa de esmalte color rosa claro lo más natural posible. Déjala secar, ya sea al aire o utilizando la lámpara a la que nos hemos referido anteriormente, y vuelve a darte otra capa del mismo esmalte.
  7. Una vez seca esta segunda capa de esmalte, viene la fase más delicada, que es la de pintar las puntas de las uñas en color blanco: el distintivo más claro de la manicura francesa.
    Para hacer esta conocida rayita, tienes 2 opciones:
    1. Si tienes muy buen pulso, traza una fina línea de esmalte en la punta de la uña con ayuda del pincel fino.
    2. Pero si quieres un acabado más profesional, no dudes en utilizar las plantillas que existen para este tipo de manicura. La forma de utilizarlas es colocar sobre la uña una pegatina con la forma de la curva ya definida y situarla a la altura que desees. Desde la pegatina hasta la punta de la uña, es lo que debes pintar en blanco. En este caso, lo aconsejable también es utilizar un pincel fino.
  8. Deja que las puntas sequen completamente. Y cuando estén listas, es el momento de aplicar una capa de laca protectora, que hará que la manicura francesa dure más tiempo y también que tengan más brillo.
  9. Es posible que durante todo este proceso, tengas algo de esmalte por los dedos. Para retirarlo, coge un bastoncillo con desmaquillante.
  10. Por último, debes de aplicar una capa de laca protectora para dar brillo y conseguir un resultado más duradero.
    Una vez seca esta última capa, puedes usar un bastoncillo de algodón humedecido en quitaesmaltes y retira el exceso de laca de forma cuidadosa para no evitar la manicura.

La manicura francesa es un tipo de decoración discreto y muy elegante. Ideal para eventos especiales pero también para el día a día.
De hecho, es una de las más demandadas durante todo el año.

Pero no es la única. Te recordamos algunas formas de decoración de uñas divertidas y originales con las que llamarás la atención en la oficina.

Leave a Reply