Trucos y tips

Cómo hacer una barbacoa de forma segura

¡Cómo apetece una barbacoa con este tiempo! Además, es la excusa perfecta para reunir a la familia y los amigos y pasar un día fantástico todos juntos. Pero para hacer la perfecta barbacoa hace falta seguir unos consejos, especialmente para hacerlo de forma segura.

Siempre al aire libre

Primero, la barbacoa que utilicemos debe adaptarse a nuestras necesidades. Si tenemos un jardín, podemos plantearnos instalar una barbacoa de obra. Pero si no tenemos el presupuesto ni el espacio, podemos optar por una portátil. Recuerda que si tienes una terraza, debes consultar en tu comunidad si está permitido hacer barbacoas. Lo ideal es tener un ático, ya que así no molestaremos a nadie.

Y es que, la localización es muy importante. Las barbacoas hay que hacerlas al aire libre, y el jardín es el lugar idóneo. Lo hagamos donde lo hagamos, debemos procurar que sea lejos de cualquier cosa que pueda quemarse, como ropa tendida o sombrillas. Hay que estar pendiente de las corrientes, porque cualquier chispa que salte, puede provocar un incendio. Nunca hagas una barbacoa en zonas secas o con riesgo de incendio.

barbacoa

Utiliza productos específicos

Monta la barbacoa en una superficie estable, para que mantenga el equilibrio. No improvises con los materiales. Utiliza siempre carbón específico para barbacoas. Es la mejor forma de asegurarte que lo estás haciendo bien. Si utilizas otros productos inflamables para encenderla, puedes causar un accidente.

Después de preparar y encender la barbacoa, recuerda siempre lavarte las manos antes de manipular la comida. Los productos como carbón o gas son tóxicos y no queremos que contaminen los alimentos.

Precaución con el sol… ¡y los niños!

Cuando estés cocinando, además de proteger tu entorno, ¡no olvides protegerte a ti mismo! Si vas a cocinar bajo el sol, acuérdate de usar protector solar y ropa adecuada, como guantes para evitar quemarte o delantales que protejan de brasas o chispas. Y por supuesto, ¡cuidado con los niños! Solo debe haber una persona alrededor de la barbacoa: la que está cocinando. Si los pequeños quieren jugar, deberán hacerlo lejos del fuego, para evitar sustos.

Ahora que sabemos lo básico, toca comprar carne de buena calidad, reunir a la familia y ¡disfrutar del verano!

Posts relacionados

Deja tu comentario