Trucos y tips

Cómo iluminar tu baño en 3 ideas

COMO ILUMINAR UN BANO

Saber cómo iluminar el baño es tan importante como elegir los saneamientos y muebles adecuados, para que éste resulte cómodo y se cree una atmósfera agradable y relajante.
Para conseguirlo, los expertos en decoración aconsejan combinar 3 tipos de luz: general, puntual e indirecta.

Ahora bien, ¿dónde debo colocar cada clase de luz?
¡Veámoslo!

¿Qué debo tener en cuenta para decidir la iluminación en el cuarto de baño?

Antes de decidir qué luz quieres poner, es fundamental tener presente 2 cuestiones:

  1. ¿Hay luz natural en el baño?

    La mejor luz es la natural, por eso hay que instalar elementos que sirvan para potenciarla: espejos que reflejen la luz y mamparas de cristal transparente para que dé claridad la zona de la ducha. En función de si hay luz natural o no, la decoración luminosa va a variar, pues necesitarás o no luz general. En ese caso, tendrás que centrarte en dar luz sólo en ciertas zonas.
  2. ¿Cuál es el tamaño del baño?

    Dependiendo de las dimensiones del baño, necesitarás más puntos de iluminación o menos.
    Así, si es pequeño, con que tengas luz general y otra para el lavabo es más que suficiente. Por el contrario, si es grande, es posible que además tengas que añadir un punto de luz para iluminar la bañera.

Y ahora que ya tenemos claro dónde debemos colocar los puntos de luz, es momento de decidir dónde ponemos cada tipo de luz:

  1. Luz general

    En la iluminación de un cuarto de baño sin luz natural es fundamental contar con una buena iluminación general. Y para conseguirlo tienes a tu disposición varias opciones, donde la más habitual es colocar un plafón.
    Aunque últimamente, está ganando presencia colocar focos led empotrados en el techo, que ofrecen una luz muy similar a la natural y además te permiten ahorrar energía.
    Otra opción son los focos halógenos, pero su consumo es muy elevado.
  2. Luz indirecta en el espejo

    Si te preguntas si con la luz en el techo es suficiente: la respuesta es sí. Ahora bien, el resultado puede ser muy frío.
    Si quieres un baño acogedor y relajante, apuesta por la luz indirecta, especialmente en la zona del espejo.
    La razón de esta recomendación la encontramos en que es frente al espejo donde realizamos actividades que exigen una mayor precisión: maquillaje, afeitado, rutina facial… y por tanto necesitamos una luz que no genere sombras ni reflejos, y en ese sentido, la luz indirecta es la ideal.
    El mejor lugar para colocar los apliques de luz son a ambos lados del espejo o bien sobre éste.
  3. Punto de luz para iluminar la zona de baño

    Si la zona de la bañera o ducha está en penumbra ponle solución con los focos empotrables LED o las tiras LED, siempre que sean de bajo voltaje y estructura estanca.
    Esto es así porque la humedad que se concentra en esta zona puede dañar los focos y suponer un riesgo para la seguridad.

Y ahora que tienes la luz adecuada, seguro que puedes ver cualquier imperfección del cuarto de baño, como por ejemplo la suciedad en los azulejos.
Si quieres que éstos te deslumbren, es momento de recordar unos consejos para limpiar los azulejos para que queden relucientes.
¡Toma nota!

Leave a Reply