Hábitos saludables

¿Cómo influye el vino tinto en la dieta?

Está demostrado que beber alcohol en exceso y de forma frecuente es perjudicial para la salud. Sin embargo, a lo largo de los últimos años, varios estudios científicos han investigado las propiedades del vino tinto, revelando que incluirlo en nuestra dieta puede ser beneficioso para la salud. Eso sí, siempre que se consuma correctamente y de forma moderada.

Esto parte de las propiedades antioxidantes que contiene el vino tinto, que le otorga varias características sanas.

Por un lado, contribuye a combatir la grasa. El vino tinto contiene una sustancia que frena la producción de células de grasa nuevas. Por ello, su consumo moderado, de un vaso diario, ayuda a reducir la posibilidad de obesidad y sobrepeso tanto en hombres como en mujeres.

Según un estudio realizado por un centro de investigación médico en Inglaterra, los bebedores de vino tinto tienden a consumir alimentos más sanos que los bebedores de cerveza, llevando una dieta diaria más saludable y equilibrada.

corchos

El vino tinto puede ayudar a mejorar la circulación de la sangre, siendo beneficioso a la hora de prevenir enfermedades cardiovasculares. Si una mujer incluye un vaso de vino tinto durante la comida diaria, y un hombre dos, contribuye a prevenir enfermedades del corazón como el infarto de miocardio y la arteriosclerosis.

También se ha demostrado que consumir vino tinto moderadamente contribuye al funcionamiento cerebral y mejora la memoria. Esto ocurre porque las propiedades antioxidantes del vino tinto actúan directamente las arterias, mejorando el riego sanguíneo.

¿Sabías que el vino tinto también ayuda a limpiar el paladar? Esta bebida contiene propiedades astringentes que reducen la sensación de grasa. ¡Por eso funciona tan bien con carnes gordas y caloríficas! Además, consumirlo durante las comidas, a la par que con agua, ayuda a degustar y percibir mejor los sabores de los alimentos.

Salud responsable

Aunque se puede certificar que el vino tinto es recomendable en la dieta, también es importante recordar que solo es beneficioso cuando se consume con moderación y de manera responsable.

Altas dosis de alcohol promueven la incoordinación muscular o la falta de atención. También los vómitos y facilitan un deterioro de la función mental. Además, es vital concienciarse de que jamás se debe consumir antes de conducir. Tampoco cuando se es menor de edad, durante un embarazo, época de lactancia o mientras se sigue un tratamiento médico.

Así que toma nota, un vasito de vino tinto al día… ¡placer y salud!

Posts relacionados

Deja tu comentario

Comentarios 2

  1. Un buen vino acompaña estupendamente cualquier receta y ademas es sano 😉
    Muy interesante el articulo!

    Responder
  2. Mª Jose

    Ayuda a clarificar conceptos algo confusos y medio erróneos..
    Grácias.

    Responder