Trucos y tips

Cómo limpiar la campana de la cocina

limpiar la campana

La campana de la cocina, en muchas ocasiones, nos causa muchos quebraderos de cabeza a la hora de limpiarla.

Absorben humos y grasa que se van depositando sobre los filtros y en el interior de la campana. Es recomendable limpiarla a fondo al menos una vez al año, y los filtros una vez al mes.

Si retiramos los filtros, seguramente el interior estará lleno de grasa, especialmente alrededor y dentro de los motores. 

Pasos a seguir para limpieza manual

Para empezar a limpiar, rocía con un líquido desengrasante y frota con un estropajo. Después, habrá que hacer una limpieza más a fondo para eliminar la grasa acumulada en el interior, que afectará al nivel de extracción y de ruido y, por tanto, su eficiencia.

Todas las campanas extractoras que existen en las cocinas actuales, en su mayoría de acero, contienen unos filtros que deben limpiarse cada cierto tiempo. Para limpiarlos, quítalos y límpialos con jabón antigrasa y un estropajo. Si están demasiado sucios cámbialos o se pueden meter en el lavavajillas si son de metal. Los de carbón se deben cambiar cada año.

limpiar campana

A continuación, pasa una esponja humedecida, estropajo o paño húmedo con quitagrasa por el interior de la campana. Puedes usar un poco de amoniaco. Seca los restos con un paño de microfibra o papel impermeable. Evita los estropajos: pueden dañar la campana.

Limpia el exterior de la campana con la parte suave del estropajo usando un antigrasa. Coloca los filtros que has lavado cerciorándote de que estén bien secos.

Trucos caseros para limpiar la campana extractora

Para limpiar la campana extractora, coloca una olla con agua y zumo de limón y déjalo hervir con la campana encendida durante 15-20 minutos. El vapor desprendido por el cítrico ayudará a que la grasa salga más fácilmente.

Después, desenchufa la campana extractora y limpia los restos de grasa sobrante con papel de cocina. Desmonta las piezas y límpialas con jabón lavavajillas o amoniaco.

Lava las rejillas con un cepillo para quitar la grasa de todas las esquinas. Las piezas metálicas que se puedan meter en el lavavajillas se pueden lavar con un programa corto o ecológico.

Una vez comprobado que todo está seco, coloca las piezas de nuevo y repasa la campana con un paño húmedo sin necesidad de utilizar ningún producto.

¿Qué trucos utilizas tú para limpiar la campana? Cuéntanoslos en los comentarios

También te contamos cómo limpiar tu sofá.

Posts relacionados

Deja tu comentario

Comentarios 4

  1. Maria Jesus Perez Veloso

    yo la linpio con desengrasante y enjuago co vinagre ,pero de la rejilla me cuestamucho comopuede quedar como nueva

    Responder
  2. Juan Manuel

    Los filtros los limpio con detergente de lavadora. Conb lavavajillas se va la grasa demasiado lento.

    Responder
  3. maria angeles

    Para la limpieza de la cocina o todo lo que lleve grasa ,es mano de santo algo tan barato y sobre todo eficaz el bicarbonato,echar un poco encima de una bayeta humeda y frotar ,comprobareis con que facilidad y poco esfuerzo se va la grasa

    Responder