Trucos y tips

Cómo limpiar la mampara de la ducha

mampara de la ducha

Seguro que más de una vez te has preguntado cómo limpiar la mampara de la ducha. Cuando terminamos de ducharnos, normalmente recogemos y limpiamos la ducha para que no queden ni pelos ni restos de jabones.

Pero no siempre le prestamos la atención necesaria a la mampara que, al final, termina acumulando mucha humedad, cal y suciedad.

En el día a día

Mientras nos duchamos, gran parte de agua y jabón terminan incrustados en la mampara y en sus rodaduras. Para que estas zonas queden limpias, lo mejor será que, cuando terminemos de ducharnos, les demos un agua para conseguir así eliminar los restos de jabón.

Además, conviene que dejemos la mampara y la bañera totalmente secos. Para ello, podemos pasar algún limpiador especial de baño o multiusos, así  nos aseguraremos de que no quede ningún resto de suciedad.

Para eliminar los restos de agua y manchas permanentes

Si ya llegamos tarde con los consejos diarios, ¡no te preocupes! También te vamos a contar algunos trucos para que tu mampara vuelva a brillar como nueva.

Un buen truco es hacer una mezcla de agua y vinagre blanco a partes iguales en un cubo o recipiente donde puedas ir empapando una esponja para comenzar a limpiar la mampara. Con la esponja (también vale un estropajo de esponja por su parte amarilla), comienza a frotar las manchas de agua o jabón que lleven ya tiempo incrustadas en la mampara. Lo ideal es ir haciendo movimientos circulares.limpiar mampara

Para las partes que acumulen más suciedad, como pueden ser las juntas o los rodamientos, prepara una mezcla de vinagre blanco y bicarbonato. Aplícala con un estropajo en esta zona, frota y déjala actuar unos minutos. Pasado este tiempo, acláralo con agua tibia y sécalo bien con un trapo. Si no puedes llegar bien a las rodaduras con un trapo, prueba con un cepillo de dientes viejo empapado en esta mezcla.

Conviene desmontar la mampara (si es posible) al menos dos veces al año y limpiar con profundidad estas zonas. De este modo, eliminaremos bien cualquier resto de suciedad y humedad que se hayan ido acumulando.

Una vez bien limpia la mampara, si quieres que consiga mucho más brillo, prueba a pasar un limón. ¡Verás como la mampara parece nueva!

 

¿Y tú? ¿Tienes algún truco para limpiar la mampara? ¡Cuéntanoslo en los comentario! ¿Sabías que con estos productos también puedes dejar tu casa reluciente? Échales un vistazo 😉

Posts relacionados

Deja tu comentario

Comentarios 4

  1. marta

    qué interesante! no se me había ocurrido usar el vinagre para las mamparas!

    Responder
  2. Priscilla

    Muchas gracias por sus cosejos del lavado de las puertas de la ducha en el baño!!!

    Responder
  3. yolanda

    yo uso unica y exclusivamente el limpiador acetico de dia. perfecto para la mampara del baño, elimina marcas de jabon, agua y cal. deja los grifos brillantes y los espejos impecables. y lo mejor de todo, el precio, 99 centimos

    Responder