Trucos y tips

Apunta estos consejos sobre cómo limpiar tu sofá de piel

como limpiar sofa de piel

Los sofás de piel son muy duraderos y resistentes, pero eso no quiere decir que no se dañen con el paso del tiempo o con la suciedad. Para mantenerlo en buen estado durante más tiempo es fundamental llevar una rutina de limpieza específica para la piel. ¿Quieres saber cómo limpiar tu sofá de piel de manera correcta?

Los mejores trucos para limpiar tu sofá

La mejor manera de cuidar un sofá de piel, independientemente de su color, es limpiar el sofá de manera frecuente, cada dos semanas, aproximadamente. De esta forma, te aseguras de que mantienes tu sofá alejado del polvo o residuos que se hayan podido acumular.

Para ello, utiliza un paño húmedo y pásalo por todo el sofá. Después, elimina la suciedad de los rincones con un aspirador de mano.

Una vez que ya no queda restos de suciedad, vuelve a pasar un paño húmedo con un poco de jabón y pásalo, esta vez haciendo círculos y sin frotar. Después, aclara la piel con un trapo mojado en agua fría.

Después, con una gamuza bien limpia puedes secar todo el sofá. Como ves, no hacen falta productos específicos para limpiar sofás, simplemente agua, jabón y listo.

limpieza¿Y para abrillantar?

Si lo que quieres es que tu sofá de piel, además de limpio, brille como cuando lo compraste en la tienda, tan solo tienes que mezclar un poco de aceite de linaza y vinagre blanco. Rocía el sofá con la meza y con un paño extiéndelo bien por todo el mueble. Déjalo secar y luego pasa otro paño seco. ¡Verás cómo reluce!

Otros productos para abrillantar son los polvos de talco, la trementina y la cera de abeja. Tras haber limpiado el sofá, aplica una pequeña cantidad de talco en el sofá y frota. Después, aplica una mezcla de trementina y cera de abeja. Ayúdate de un trapo para frotar la superficie. A continuación, déjalo secar y ya está listo.

¿Cómo quitar las manchas del sofá?

Para aprender cómo limpiar tu sofá de piel correctamente, es necesario que sepas quitar esas molestas manchas ocasionales. Para ello, ten siempre a mano unas toallitas de bebé cuando alguna mancha aparezca o caiga algún tipo de líquido en la superficie del sofá. Estas toallas están destinadas al cuidado de la piel y por ello no contienen sustancias abrasivas. Utilízalas cuando sea necesario y podrás retirar las manchas sin problema.

Otro producto para limpiar el sofá de manera eficaz es el alcohol, especialmente cuando se trate de manchas que llevan ya cierto tiempo.  Moja un algodón en alcohol y limpia la mancha con cuidado y con movimientos circulares pequeños para no extender la mancha.

En el caso de que el sofá sea de piel en tono claro, o blanco, quita las manchas más resistentes usando clara de huevo. Bátelas a punto de nieve y aplícalas sobre la zona sucia. Después, frota con un paño y adiós a la mancha.

¿Qué tu sofá no es de piel sino de otro material? No te preocupes, porque aquí te enseñamos a cómo limpiar tu sofá dependiendo del material del que esté tapizado.

Posts relacionados

Deja tu comentario

Comentarios 1

  1. soledad

    Muy Buenos Consejos ii Gracias por compartirlos ii

    Responder