Trucos y tips

Consejos para limpiar la tarima flotante correctamente

como limpiar tarima flotante

Limpiar la tarima flotante es sencillo si sabes cómo has de hacerlo y qué tipo de productos utilizar. Hoy en día, el mercado ofrece una multitud de limpiadores de suelo de madera capaces de eliminar cualquier resto de suciedad del suelo, además de cuidar el material. Sin embargo, más importante que saber qué tipo de productos debemos utilizar, es conocer el suelo y cómo debemos limpiar nuestra tarima flotante de forma correcta para dejarla como los chorros del oro y, lo que es primordial, sin riesgo para la madera.

Trucos para limpiar nuestro suelo de madera

Para una limpieza ordinaria cuando no existen manchas, el primer paso para limpiar la tarima flotante es barrerla con un cepillo normal.  Y si notas que la tarima necesita un barrido algo más profundo, no dudes en pasarle la aspiradora.

Una vez que la tarima está libre de polvo y pelusas, puedes pasarle una mopa que ayudará a que la madera recupere su brillo.

De manera esporádica, tras el barrido puedes fregarla. La manera indicada para hacerlo es mezclando agua con un chorrito de producto limpiador especial de madera y escurrir muy bien la fregona antes de pasarla por la tarima. Y enjuagarla correctamente para que no se queden restos ni manchas sobre el suelo.

En el caso de no tener producto, prueba con un poquito de vinagre o lavaplatos. Y si hay alguna mancha, saldrá frotando con un paño húmedo.

Nota importante: siempre escurrir muy bien el trapo o fregona.

limpiar tarima flotante

Qué no debes hacer

En ningún caso utilices productos abrasivos, lo único que conseguirás es estropear la madera y quitarle cualquier atisbo de brillo.

Pulir la tarima o utilizar cera tampoco forman parte del proceso de limpieza de la tarima flotante. La razón es muy sencilla, la tarima está hecha con materiales sintéticos y no responde adecuadamente ni ante un proceso lijado ni se nutre con la cera, sino que se queda pegajosa y resbaladiza, empeorando así la situación.

Cómo cuidar la tarima

No obstante, y aunque saber cómo limpiar la tarima flotante es fundamental para que ésta nos dure, lo cierto es que poner en práctica algunos cuidados también es muy importante para conseguirlo.

  • Para ello, pon alfombras en invierno por las zonas más concurridas del suelo para así protegerlo.
  • Aunque no lo creas, las cortinas también juegan un papel determinante en el cuidado del suelo, pues le protegen de la incidencia directa de los rayos sol, muy dañina para la madera.
  • Para evitar que el suelo sufra de más, especialmente en una casa con niños, pon protectores en las patas de las mesas y las sillas. De esta forma, cuando se muevan, el suelo estará libre de rayones.
  • Y por supuesto, cuando estéis en casa, intentad utilizar zapatillas de estar por casa y no los zapatos, especialmente si son de tacón, pues además de ensuciarlo, también lo estarás dañando. 

Como ya has podido comprobar, la madera tiene un proceso de limpieza especial. Al igual que el suelo, también es importante tener presente ciertas precauciones a la hora de limpiar los muebles de madera.

Posts relacionados

Leave a Reply