Moda y belleza

Cómo llevar las botas altas

Las botas altas no pasan de moda. Especialmente ahora que llegan con fuerza a esta temporada otoño-invierno. Son una pieza fabulosa para toda mujer, pero hay que tener cuidado al incorporarlas en nuestros modelitos, ya que a veces pueden resultar difíciles de llevar.

Hace poco, han aparecido nuevos diseños que están revolucionando la moda femenina; las thigh high boots o Over the Knee (OTK); botas por encima de la rodilla. Es importante considerar la complexión de nuestras piernas para acertar con ellas, ya que algunas favorecen más que otras dependiendo del ancho de nuestros muslos, tobillos, rodillas y el largo de nuestras piernas. Os damos algunos consejos para lucirlas con estilo:

Looks casual

Las botas altas siempre han sido una fácil opción para actividades cotidianas. Días de clase, trabajo, quedadas con amigos o cualquier plan diario son la excusa perfecta para sacar un buen par de botas del armario. Son cómodas y estilosas, pero bien es cierto que a veces pueden resultar algo vulgares durante el día.

El tacón no es del todo inapropiado, pero no te pases de altura o puedes quedar algo fuera de lugar.

Las botas de tacón ancho funcionan mejor y son infinitamente más llevaderas.

Se pueden combinar con vestidos vaporosos y jerséis del tipo masculino y oversize. Están muy de moda y les quedan bien a todo el mundo. Con tonos claros, os aconsejamos botas lisas y oscuras, y con botas más atrevidas, optar por prendas planas de algodón u otros tejidos discretos para equilibrar texturas. Cuando haga más frío, queda muy chic complementarlas con calcetines que sobresalgan por arriba, aunque han de ser discretos.

Combinaciones nocturnas

El famoso look de ‘Pretty Woman’, botas altas + minifalda, parece haber sido sustituido por otros más retro. Entre ellos, botas que desaparecen por debajo del vestido o falda para controlar el toque sexy. También funcionan bien las blusas cortas de seda o cashmere y ombligos ligeramente descubiertos, combinadas con pitillos o leggings muy entallados. O lucir botas lisas muy ajustadas con abrigos y prendas exteriores de estampados geométricos, ligeramente extravagantes, para que resalten.

Las botas altas representan, de por sí, un accesorio bastante atrevido. Por ello, os aconsejamos que cuando formen parte de vuestro look, no tratéis de incorporar más complementos, ya que el resultado puede sobrepasar la línea de lo estiloso. Recuerda que a veces menos es más.

Posts relacionados

Deja tu comentario