Moda y belleza

Cómo llevar un smokey eye durante el día

La técnica de ojos ahumados aporta un look y una mirada intensa perfectos para las noches de fiesta. Pero, es una pena que favorezca tanto y no se pueda emplear en los outfits de día, ¿no?

Proponemos un smokey natural, elaborado con colores neutros y suaves. Ideal para no llamar demasiado la atención durante el día pero conseguir el mismo toque sugerente en la mirada.

La técnica requiere práctica y el resultado final depende de cada ojo. Desde nuestro blog, te mostramos los pasos a seguir para que lo repitas varias veces sobre tu ojo hasta que consigas el resultado perfecto.

Lo primero es preparar el área aplicando corrector por debajo de los ojos, en el área donde se marcan las ojeras, y en los párpados superiores. De esta forma, prepararás la zona para la aplicación de la sombra. Después, aplica un poco de polvo traslúcido en los párpados inferiores hasta llegar a las mejillas. Así, será más fácil retirarte la sombra que suele caer en esta zona.

Tras preparar el área pasaremos a delinear el ojo preferiblemente con un lápiz negro o marrón haciendo una una línea, no demasiado ancha, bien pegada al borde del párpado superior y del párpado párpado inferior. Si tus ojos son de pequeños, ponte el delineador de la mitad del ojo hacia el exterior.

Difumina el delineador con un pequeño aplicador de esponja o pincel de forma que las líneas se difuminen.

Aplica una sombra oscura dentro de la gama de colores que hayas elegido para el día, como por ejemplo marrón o gris no demasiado oscuro, sobre los bordes de las líneas trazadas previamente con el delineador. Después ve a la zona hundida del ojo, justo donde empieza el párpado inmóvil y aplica la sombra de ahí hacia la base del ojo. Difumina la unión de las dos áreas.

Posteriormente aplica una sombra más clara en el párpado superior en el área que se encuentra cerca de las cejas para dar luminosidad un toque de luz.

Los toques finales

Por último, limpia los excesos. Es muy común que queden rastros de sombra fuera del área deseada, sobre todo en la parte del párpado inferior. Cuidadosamente, límpiala con un algodón o un pincel delgado.

Posts relacionados

Deja tu comentario