Moda y belleza

Cómo mantener la barba cuidada

La barba ha vuelto con fuerza, como si se tratase de un accesorio más. Es capaz, incluso, de completar un outfit. La barba se ha convertido en una parte muy importante del look masculino. No solo para los hipsters, porque cada vez son más los hombres que deciden dejársela, ya sea corta, de tres días o larga de varias semanas.

El vello de la cara forma parte del aspecto personal, e influye igual que un peinado o la ropa que vistas. Tener una barba bien cuidada completará el conjunto.

La barba tiene la capacidad de disimular imperfecciones o delimitar y mejorar las facciones. Si nunca antes te la has dejado crecer, lo más recomendable es que acudas, por primera vez, a un profesional que te oriente. Una vez el barbero haya trazado el diseño inicial, podrás mantenerlo en casa. Bastará con conseguir un buen kit: un trimmer, unas buenas tijeras, una cuchilla, un peine y los productos específicos para su afeitado y cuidado. Una barba es como una relación. Aquí te dejamos algunas indicaciones para cuidar su estética y su higiene.

Estética de la barba

Cuando hayas aprendido cuál es el diseño que mejor le viene a tu barba, hazlo tú mismo en casa con la ayuda de la maquinilla. Regula el tamaño del corte y emplea el número deseado en cada zona de la cara. Christian Goran Si lo que quieres es recortarla con tijeras, la mejor forma de hacerlo es desde el exterior hasta el interior, empezando por la zona de las patillas y definiendo la línea del cuello. Ayúdate de un peine y elimina aquellas zonas que no te interesan con la cuchilla. En último lugar, aplícate espuma y afeita cuello y pómulos para eliminar sombras.

Higiene de la barba

Igual que el resto del cuerpo, tu barba necesita cuidados específicos. Para ello, no es necesario salirse demasiado de la rutina habitual. Lo más importante es no olvidar que debajo de ella hay piel. Además, es sensible y por eso, precisa de su correspondiente limpieza e hidratación. Así, evitarás escozor en la piel, descamaciones o pelos enquistados.

En la primera fase de crecimiento de la barba, la piel se irrita fácilmente. Usar paños calientes exfoliantes te ayudarán a superar esta etapa, eliminando las células muertas e impidiendo que el vello se enquiste.   Modelo con barba Cuando el pelo alcanza un largo considerable, está también más expuesto a la suciedad, bien por comida, bebida, contaminación o tabaco. Por eso, es imprescindible lavarlo a diario con champú. Mimarlo con un champú específico o emplear el mismo que utilizas para la cabeza dependerá de tus preferencias, pero cuidado, si éstos resecan tu piel o apagan tu barba, lo más recomendable es comprar un producto concreto para el cuidado de tu barba. Además, tenderá a enredarse con mayor facilidad.

Para desenredarla utiliza un acondicionador y sécala y cepíllala bien con un cepillo plano. Por último, para hidratar tanto el vello como la piel, emplea aceites especiales que impedirán que las puntas se quiebren y se vuelvan afiladas y harán que tu barba crezca más fuerte, brillante e incluso perfumada.

Imagen vía Philips.

Posts relacionados

Deja tu comentario

Comentarios 1

  1. Yo llevo con barba más de diez años, he probado todo tipo de productos incluso, ahora me los fabrico yo. Es importante cuidar bien la barba, el artículo es muy acertado, espero que todos los novatos lo lean 🙂

    Responder