Trucos y tips

Cómo mantener la casa fresca en verano

El calor excesivo del verano puede colarse en nuestras casas y recalentar las habitaciones. Si no tenemos aire acondicionado, o no queremos utilizarlo para ahorrar en la factura de la luz, debemos buscar otras formas de mantener la casa fresca. Hay sencillos gestos que ayudan a que nuestro hogar se convierta en nuestro pequeño oasis en el desierto.

Una casa en penumbra es una casa fresca

persianas bajadas

La luz excesiva y el sol directo son dos elementos que hacen subir la temperatura de nuestras habitaciones. Para evitarlo, lo mejor es bloquearlos durante las horas centrales del día, cuando más intenso es el calor.

Si la casa dispone de persianas, lo más efectivo es cerrarlas. Y si estas son exteriores, se evita también que se calienten los cristales de las ventanas.

¡Que corra el aire!

corriente

Cuando ya esté anocheciendo, abre ventanas en lados opuestos de la casa. Así se creará corriente y circulará el aire. Deja también las puertas de todas las estancias abiertas para que se recicle el aire de todas ellas.

Apaga motores

Los equipos electrónicos y electrodomésticos pueden contribuir a la subida de temperatura de la casa. Trata de no tener encendidos muchos al mismo tiempo: apaga el televisor si solo lo tienes puesto de fondo y no pases el aspirador en las horas centrales ni hagas un uso excesivo del ordenador.

televisor apagado

La humedad también contribuye a la concentración del calor. Para evitarla, no pongas la lavadora en las horas de más calor. ¿A que no se te había ocurrido antes? Es un buen truco que funciona muy bien.

Prepara comidas y bebidas frías

bebidas frías

Además de refrescarnos por dentro, es mejor no añadir calor adicional a la casa por cocinar con los fogones. Si tienes que preparar algo caliente, evita cocinar en las horas centrales del día, ya que los vapores permanecen en el aire más tiempo y aumentan la sensación de sofoco.

Las bebidas con hielo desprenden una agradable sensación de frío que te ayuda a refrescarte un poco, sí, pero ¿sabías que también afectan al ambiente?

Ventiladores y aire acondicionado

Cuando todo lo demás sigue sin ser suficiente, hay que recurrir a sistemas para mantener la casa fresca. Estos dos métodos proporcionan sensación de frescor pero funcionan de forma diferente. El aire acondicionado expulsa aire frío para bajar la temperatura de una estancia. Si se abusa de él o se utiliza a temperaturas muy bajas puede provocar resfriados. Además, consume bastante electricidad. Lo ideal es utilizarlo solo cuando el calor es extremo y programarlo a una temperatura de unos 24 grados.

aire acondicionado para mantener la casa fresca

Los ventiladores sirven para mover el aire quieto de una estancia y lograr una sensación de corriente. No son perjudiciales como el aire acondicionado, porque no enfrían el aire, y consumen mucho menos. Sin embargo, en cuanto se paran, el aire vuelve a quedarse quieto y caliente.

Y tú, ¿conoces algún truco más que quieras compartir con nosotros?

Imágenes: Cortinas y persianas, Interiorismos, Relax Biofriendly.

Posts relacionados

Deja tu comentario

Comentarios 1

  1. Esperanza

    Estupendos consejos, me viene muy bien el de mantener la casa fresca, muchas gracias, esas ideas
    son las que necesitamos para ahorrar energía y por supuesto disfrutar el hogar.

    Responder