Trucos y tips

¿Cómo plantar un aguacate?

hueso aguacate

El aguacate está de moda y razones no le sobran, pues se trata de una fruta con un alto valor nutricional.

Está comprobado que el aguacate ayuda a controlar los niveles de colesterol. Asimismo, debido a su gran cantidad de fibra, puede saciar el apetito y ayuda a mejorar el estreñimiento. Además de esto, cuenta con propiedades desintoxicantes que permiten controlar los niveles de azúcar en la sangre.

Por tanto, es un alimento que debes incluir en tu dieta de manera periódica y para ello ¿qué mejor que cultivarlo tú mismo? Además de asegurarte tener aguacates siempre en casa, estarás contribuyendo a mejorar el medioambiente. Es una actividad gratificante y tan sencilla que lo podrás hacer junto a tus hijos. ¡Te contamos cómo!

¿Qué hacer para plantar un aguacate?

  • Lo primero que tienes que hacer es limpiar bien el hueso. Elimina cualquier resto de aguacate sin quitar la piel que le recubre.
  • Localiza la parte de arriba y de abajo del hueso. Esto es importante a la hora de plantarlo en la posición correcta, ya que por la parte inferior saldrán las raíces y en la superior, los tallos. Un truco para distinguirlos es que la parte de arriba es ligeramente puntiaguda. Ubica arriba y abajo.
  • Toma 4 palillos e insértalos en el hueso. Esto te permitirá sostener el hueso en un vaso medio lleno y que sólo se sumerja la parte inferior.plantar aguacate
  • Utiliza un vaso transparente. Así, podrás vigilar el crecimiento de las raíces y para saber cuándo está sucia el agua. Lo ideal es cambiarla cada 5 días o cada semana.
  • La planta del aguacate crece muy rápido. Entre las 2 y 4 primeras semanas empezarás a ver los primeros cambios en el hueso. Y alrededor de las siguientes 8 semanas, crecerán los brotes. Notarás que la parte de arriba se va secando y aparecerá una grieta. En la parte de abajo surgirán las raíces, una de ellas será más grande que las demás, no dejes que se quede sin agua nunca.
  • Cuando el tallo haya crecido entre 17 y 20 centímetros, córtalo de nuevo a unos 9 cm. Esto animará a la planta a que siga creciendo.
  • Cuando el tallo vuelva a crecer a casi 20 cm, cambia la planta a una maceta. Recuerda dejar la mitad de arriba del hueso descubierta.
  • Para crecer, la planta del aguacate necesita mucho sol, por lo que tienes que buscarle un espacio con mucha luz y calor. También necesita mucha agua, así que riégala frecuentemente. Eso sí, la tierra no tiene que estar ahogada. Si las hojas comienzan a ponerse amarillas (un signo de exceso de agua) deja secar a la planta por unos días.

En verano, la planta puede quedarse en el jardín, pero si en invierno la temperatura baja de los 7 ºC, métela a casa.

Si te ha gustado la experiencia, puedes repetirla germinando varios huesos a la vez, de esta forma crecerán árboles que con el tiempo podrán polinizarse entre ellos.

Y ahora que sabes lo bueno que es comer aguacate y lo fácil que es cultivarlo, ¿qué te parece si aprendes a hacer esta deliciosa y nutritiva receta de tartar de salmón y aguacate?

Posts relacionados

Deja tu comentario