Trucos y tips

Consejos sobre cómo quitar el chicle de la ropa

como quitar chicle de la ropa

¿Alguna vez has visto al quitarte una prenda que tenía pegado un chicle? Seguro que sí, especialmente si tienes niños pequeños alrededor, ¿verdad? Pues hoy vamos a darte una buena noticia: se puede quitar. Así que si estás leyendo este post y acabas de darte cuenta de que tienes goma de mascar pegada a tus jeans favoritos, deja de gritar y pon en práctica los consejos que hoy vamos a compartir contigo sobre cómo quitar chicle de la ropa.

Ponle frío, le dejarás helado

El método más extendido para eliminar chicle de los tejidos es utilizar el frío. Una opción de aplicar la técnica es frotar un cubito de hielo sobre la zona manchada. Poco a poco, el chicle se solidificará y se irá despegando de la prenda. En el caso de que quede algún resto, puedes ayudarlo rascando con la uña o con un instrumento punzante. Verás que, en poco tiempo, no habrá resto de chicle por ningún sitio.

Otra opción es que metas la prenda en el congelador durante unas dos horas y media aproximadamente. Transcurrido este tiempo, saca la ropa y rasca el chicle. ¡Verás qué fácil es quitarlo!

Con la plancha, se quedará pegado

Y si tú eres más de calor, pon un papel de horno sobre la zona a tratar, o un cartón, y pasa insistentemente la plancha por la zona. Verás como poco a poco se pegará en el papel y de esta manera tu preciosa falda se librará del dichoso chicle.

Una opción algo más radical para quitar el chicle de la ropa es poner agua a hervir y sumergir la zona a tratar. Una vez que la has mojado bien, raspa el chicle con un cepillo de dientes de cerdas suaves. Lógicamente, esta medida la puedes utilizar para prendas que no sean excesivamente delicadas, ya que puedes estropearla por someterla tan altas temperaturas.

Siguiendo con el calor, prueba a calentar un vaso con un poco de vinagre y cuando esté muy caliente, viértelo sobre el chicle.  Frota un poquito con un cepillo y también ahora el chicle será algo que solo quedará en tu memoria. Lógicamente, después tienes que lavar la prenda con total normalidad.

Alcohol para curar las heridas

Otra forma fácil y sencilla de quitar un chicle de la ropa es utilizando alcohol de heridas. Para comprobar su eficacia basta con rociar el líquido sobre el chicle. Deja que éste se empape bien de producto y cuando esto sea así, ha llegado el momento de retirarlo. Para hacerlo, utiliza un trapo o una esponja. NO tengas miedo por si estropeas la prenda o se destiñe, el alcohol a 96º es totalmente seguro.

Si ves que con el trapo o la esponja no es suficiente, despega el chicle con un cuchillo sin punta, verás con qué facilidad sale.

Y si no tienes alcohol en casa, no te preocupes, también puedes utilizar quitaesmalte.

Y un poquito de laca…

Por último, aunque no por ello menos efectivo. También puedes utilizar laca para el pelo para eliminar el chicle de ese vestido que tanto te gusta. Prueba a rociar laca de manera generosa por todo el chicle. Y a continuación, rápidamente comienza a despegar el chicle ayudándote de una cuchilla, un cuchillo o cualquier objeto punzante. Comienza desde el exterior, despegando las puntas y vete adentrándote poco a poco, muy lentamente, hasta que finalmente consigas separar todo el chicle.

Además del chicle, las manchas de boli también suelen ser muy frecuentes y difíciles de quitar. Pero también en esta ocasión, tiene solución. Descubre todas las maneras que existen para quitar las manchas de tinta en la ropa.

Posts relacionados

Leave a Reply