Trucos y tips

Descubre cómo quitar el gotelé sin esfuerzo

herramientas gotele

Hace décadas, tener gotelé en las paredes era muy frecuente. Sin embargo, la moda ha cambiado, y ahora lo más usual es que éstas sean superficies lisas. Si estás pensando en darle un toque más moderno a tu casa y quieres retirar el gotelé de las paredes, el post de hoy te va a ser muy útil, porque te vamos a explicar cómo quitar el gotelé sin demasiado esfuerzo. ¿Comenzamos?

PASO 1: ¿gotelé plástico o temple?

Antes de empezar a raspar las paredes, tienes que asegurarte qué habitaciones están pintadas con temple y cuáles con plástico. Ya que, en función de esto, la técnica para quitar el gotelé será diferente.

Para averiguarlo, solo tienes que frotar el grano con un trapo mojado en agua. Si la pintura se deshace es que es temple. Por el contrario, si se queda intacta, es plástico.

Y ahora que tienes identificadas las zonas de temple y plástico, ha llegado el momento de trabajar.

PASO 2: cubre suelo y puertas

Antes de que cojas la lija y te pongas a quitar el gotelé, asegúrate de cubrir tanto suelo como puertas, molduras y muebles. Y es que durante el lijado se va a levantar mucho polvo y puede manchar y estropearlo.

PASO 3: así se quita el gotelé de temple

Y ahora sí, ha llegado el momento quitar el gotelé. Para las estancias pintadas con pintura en gotelé es necesario utilizar un ecoestabilizador diluido en agua, obteniendo así una masa homogénea.

Cuando lo tengas, aplica el producto por toda la pared, ayudándote con un rodillo.
Empezamos eliminando el gotelé al temple. Diluimos el ecoestabilizador en un 10% de agua y lo mezclamos, obteniendo una masa homogénea.

rodillo goteleA continuación, pulveriza agua por toda la superficie y deja que transcurren unos minutos para que la pintura se ablande.

Transcurrido unos 10/15 minutos, ya puedes empezar a quitar el gotelé con la ayuda de una rasqueta.

Es más que posible que en algunas zonas te cueste más trabajo retirar el gotelé. En estos casos, vuelve a pulverizar agua sobre la zona a tratar y vuelve a rascar hasta que retires el el gotelé.

PASO 4: eliminar el gotelé plástico

El gotelé de pintura plástica es bastante más resistente que el temple y por tanto también más difícil de eliminar. Por esta razón, para conseguir una pared lisa necesitas cubrirlas con una pasta cubregotelé específica.

Una vez esté lista la pasta la aplicaremos con el rodillo, en sentido vertical, horizontal y también diagonal, cubriendo lo mejor posible el gotelé. Con esta pasta se consigue un espesor de unos 3 o 4 milímetros, más que suficiente para cubrir el gotelé más fino. En caso de que la gota sea más grande, la solución es aplicar más capas, tantas como sea necesario para que se tape todo el grano.

Una vez hecho, es el momento de alisar las paredes. Para esto necesitas una llana que elimine que elimine cualquier resto de gotelé y quede la superficie completamente lisa. Después, es momento de dejar secar la pasta y cuando esté, lijar las imperfecciones.

PASO 5:  capa de imprimación

Cualquiera que sea la técnica utilizada, el último paso en temple o plástico es cubrir las paredes con una capa de imprimación con un fondo fijador, que no es otra cosa que sellar la pared y prepararla para la próxima decoración.

Y ahora que ya has quitado el gotelé sin esfuerzo, ¿cómo vas a decorar tus paredes? ¿pintura o papel pintado? ¿Papel pintado o pintura? Descubre cómo decorar tu pared para darle la vida que necesita.

Posts relacionados

Leave a Reply