Trucos y tips

4 trucos para revivir una planta que se está muriendo

CÓMO REVIVIR UNA PLANTA

Seguro que en alguna ocasión te has preguntado cómo revivir una planta. Y es que aunque no lo creas, es posible recuperar una planta que se está muriendo.
No siempre tenemos fácil poder regar las plantas en vacaciones.

Sólo tienes que tener un poco de habilidad y seguir al dedillo los siguientes 4 trucos clave:

4 trucos para revivir una planta

  1. Elimina todas las hojas y tallos que estén secos

    Es lo primero que debes hacer y no temas porque pueda ser una poda excesiva, ya que este paso es fundamental para que la planta vuelva a crecer sana.
  2. Retira la parte superficial de la tierra

    Con el paso del tiempo, el sustrato se apelmaza y no deja entrar el agua, lo que impide que la planta se hidrate correctamente, por lo que este paso es fundamental también.
  3. Extrae la planta con mucho cuidado

    Una vez hecho el paso anterior, intenta sacarla con muchísimo cuidado del tiesto y sin dañar las raíces. Sumerge el cepellón en agua templada durante unos diez minutos aproximadamente. De esta forma, cuando volvamos la replantar, absorberá mejor el sustrato.
  4. Planta el cepellón en otra maceta

    Con sustrato nuevo, coloca el cepellón en un lugar iluminado pero donde no le dé la luz solar directamente.

Y ahora, tu planta ya está preparada para crecer fuerte y sana.

Cómo revivir una planta ahogada

Las plantas también se pueden marchitar por un exceso de agua. En este caso, lo que debes hacer para recuperarlas serían estos 3 pasos clave:

  1. Saca el cepellón con muchísimo cuidado para que las raíces no se rompan y retira toda la tierra posible con un cepillo.
  2. Cuando lo tengas, envuelve la planta en papel absorbente y déjalo reposar durante unas 24 horas, cambiando el papel a medida que se va empapando de agua.
  3. Transcurrido este tiempo, localiza las raíces podridas y córtalas. Una vez listo, replántala y no la riegues durante unos días.

Cómo recuperar una planta enferma

Otra causa que puede provocar que tu planta muera, puede venir acarreada por una enfermedad provocada por hongos y/o plagas. Y aunque ya te advertimos de que recuperar una planta enferma es bastante más complicado que en los casos anteriores, lo cierto es que merece la pena intentarlo.

En el primer caso: la planta tiene hongos.

  • Limpia las hojas con un trapo limpio y retira la arena de las raíces con un cepillo.
  • A continuación, cambia la planta a otra maceta con tierra nueva y échale algún fungicida con base de azufre que te ayude a que los hongos no vuelvan a aparecer.

Segundo caso: ha sido atacada por una plaga.

En el caso de que la causa de la enfermedad de la planta venga dada porque ha sido atacada por una plaga, ya sea de pulgón o cochinillas, lo mejor es pulverizar agua jabonosa por las zonas afectadas periódicamente hasta que no haya rastro de pulgón.

Para finalizar, además de regar de forma adecuada la planta y de colocarla en el sitio correcto dependiendo de sus necesidades y características, es importante que tengas claro cuáles son las plantas de exterior y cuáles deben crecer dentro de casa. Para ayudarte a identificarlas mejor, te recordamos las mejores plantas de interior y recomendaciones importantes a tener en cuenta para el cuidado de las margaritas.

Leave a Reply