Moda y belleza

Cómo sacarle partido al kimono

Se trata de una prenda que lleva mucho tiempo rondando las tiendas, pero este verano lo hemos visto por todas partes y parece que tiene pensado quedarse unos meses más. El kimono es el complemento perfecto para animar un look básico de forma sencilla. No es fácil de utilizar, pero vamos a darte unas ideas para que lo incorpores a tu día a día sin miedo.

El kimono es un vestido tradicional japonés, caracterizado por sus estampados llamativos y sus amplias mangas. En su forma tradicional, el kimono cubre todo el cuerpo.

El que ha llegado a nuestras tiendas y se lleva hoy en día tiene poco que ver con esta prenda oriental, y se trata de una sobrecamisa ligera inspirada en la forma y diseño del vestido nipón. Se le llama kimono porque también tiene las mangas muy amplias y estampados florales y de naturaleza como los que se utilizan en Japón. Pero, a diferencia de estos, suelen llegar hasta la cadera y se llevan siempre abiertos.

Lo bueno del kimono es la amplia variedad de estilos que podemos encontrar. Los hay largos, cortos, muy holgados, más entallados… También los hay de todos los colores y estampados. Es la prenda ideal si quieres añadir algo de vida a un look básico.

kimono de pull and bear blanco

Con shorts: el look básico

Como más hemos visto el kimono este verano ha sido acompañando unos shorts vaqueros y una camiseta de tirantes básica, preferiblemente blanca. Este ha sido el look estrella de los festivales de música de esta temporada, por su estilo hippie.

Al ser una prenda ligera, no da calor, por lo que se puede llevar incluso en lugares muy cálidos. Aún quedan unas semanas de temperaturas altas por delante, así que, todavía estás a tiempo de probar esta combinación veraniega.

Con vestidos sencillos

Si tienes un vestido de verano liso y crees que es demasiado soso para llevarlo solo, ¡combínalo con un kimono! No solo añadirás un estampado bonito a un vestido sencillo, sino que, al ser tan ligero, el kimono se mueve mucho al caminar, y estiliza mucho la figura. Puedes apostar por sandalias planas para un estilo de día, o calzar unas cuñas para salir por la noche.

Para el otoño, pantalón largo y kimono

Una vez empiecen a bajar las temperaturas, el kimono todavía puede ser nuestro aliado. Queda igual de bien con unos vaqueros largos. Eso sí, procura llevar pantalones pitillos o un poco ceñidos, para contrarrestar el volumen que se crea en la parte superior.

Además, aunque no es una prenda que da calor, te protegerá los hombros de la brisa fresca nocturna de septiembre que anuncia que el otoño está a la vuelta de la esquina.

Imágenes vía Pull & Bear y Topshop.

Posts relacionados

Deja tu comentario