Trucos y tips

Cómo tapizar un sofá en casa

¿Tienes un sofá con tantos años de uso encima que ya has perdido la cuenta? ¿Te has cansado de su color? ¿Has cambiado la decoración del salón y se ha quedado fuera de lugar? Pues no te preocupes, porque no hace falta que pases por la tienda de muebles. Si tienes tiempo y paciencia, puedes cambiarle la tapicería en casa y conseguir darle una apariencia completamente nueva gastando lo mínimo. ¿Quieres saber cómo tapizar? ¡Te lo contamos!

1 – Elige el nuevo tapizado

Es la parte menos laboriosa de todo el proceso, pero una de las más importantes. Piensa bien qué tipo de tapizado quieres para tu sofá. Elige algo que encaje bien con el resto del mobiliario y busca unas fundas para los cojines que hagan juego. La apuesta fácil son los colores neutros, pero siempre puedes optar por algo más arriesgado. En tu mano está la decisión.

2 – Quita el tapizado antiguo.

Lo primero que debes hacer es quitar el viejo tapizado de tu sofá. Aparta los cojines y busca los lugares en los que está sujeto al armazón. Luego, con ayuda de algún instrumento punzante (un destornillador plano, por ejemplo), retira una a una las grapas.

cómo tapizar en casa

Antes de desprender por completo el tapizado, fíjate en cómo estaba colocado. Qué partes se habían situado primero, si una estaba encima de la otra, los dobleces… No olvides tomar notas o incluso hacer fotografías, porque pueden servirte de guía.

3 – Arregla el relleno

Al quitar el antiguo tapizado, tal vez veas que el relleno que recubre algunas del sofá está rota o muy desgastada. Suele ocurrir especialmente en la zona de los apoyabrazos. Este es el momento ideal para arreglarlo. Para ello tienes que colocar piezas de espuma de poliéster en las áreas dañadas y fijarlas bien con grapas. Cubre siempre zonas completas con la espuma (es decir, si vas a ponerla en el apoyabrazos, cure el apoyabrazos entero con ella, y no solo un sector de éste), así evitarás crear antiestéticos bultos y desniveles.

4 – Presenta el nuevo tapizado

¿Recuerdas las notas y fotos que tomaste al quitar el tapizado antiguo? Pues es el momento de hacer uso de ellas. Usándolas como guía, presenta la nueva tela sobre el armazón del sofá. No hace falta que lo hagas a la perfección, simplemente repártela adecuadamente por todos los recovecos. De este modo te asegurarás de que estás utilizando la cantidad suficiente como para cubrir todo el mueble.

sofá

5 – Tensar y fijar

Ahora debes ir zona a zona acomodando y tensando bien la tela para que no queden arrugas y colocando grapas para fijarla adecuadamente. Intenta siempre poner las grapas en sitios poco visibles (en la parte de atrás del mueble, en las esquinas…).

También puedes utilizar otros elementos más decorativos como las tachuelas para sujetar el tapizado. Si optas por ellas, no olvides dejar siempre la misma separación entre una y otra. Es mucho más estético.
Y ya está. Ahora solo tienes que colocar en los cojines unas fundas a juego con el material que has elegido para renovar tu sofá.

¡Tu centro de mando para las tardes de domingo aburridas parecerá otro! ¿Te atreves a darle un soplo de aire fresco a tu salón?

Posts relacionados

Deja tu comentario