Niños y familia

Consejos para ayudar a tu hijo a estudiar

trucos para ayudar a tus hijos a estudiar

El madrugar, estar tantas horas en el colegio y la carga de deberes y exámenes puede hacer que en ocasiones se agobien nuestros hijos se agobien y al final, olvidemos que son niños y que deben divertirse y jugar.

Mira estos consejos para que tus hijos aprovechen el tiempo al máximo y mejoren en sus estudios.

Adaptar el espacio al estudio

Lo primero es que tu hijo tenga un espacio de estudio donde trabaje de manera cómoda, con todo lo necesario a mano y en un entorno tranquilo.

También debe tener buena iluminación, a ser posible que aproveche la luz natural al máximo, y con una buena silla y mesa para que pueda trabajar adecuadamente.

Evita en este espacio cualquier objeto, juguete, móvil que lo pueda distraer.

Enséñale a planificarse

Con la tecnología tenemos acceso a nuevas maneras de organizarnos. Hay agendas electrónicas para el ordenador y en Internet en las que pueden ir marcando cuándo tienen que entregar sus trabajos o cuándo son los exámenes.

Déjale organizarse a su manera, pero siempre con tu respaldo. Si tiene dudas sobre alguna entrega o examen porque no lo tenga apuntado o lo apuntó mal, siempre es bueno preguntar al profesor.

Atención a los apuntes

Tomar buenos apuntes es clave para hacer esquemas o resúmenes.

Podéis partir de los libros de texto para enseñarle qué ideas son las más importantes y que así vaya entendiendo la estructura de unos apuntes, de un resumen y de los esquemas.

Recuérdale que incluya títulos y subtítulos para organizar el contenido: así, a la hora de volver a sus anotaciones seguro que empieza a acordarse de lo hablado en clase y le costará menos memorizar.

Enséñale a subrayardeberes niño

Después de una primera lectura, hay que proceder a subrayar lo más importante. Esto es algo que muchos estudiantes no hacen correctamente, incluso cuando están en la universidad, y subrayan la casi totalidad del texto, cosa que no sirve para nada.

Hay que detectar las ideas más importantes y encontrar unos pocos términos fundamentales que le sirvan para desarrollar el tema con sus propias palabras. Así también estará practicando de cara al examen.

Esquemas

Por último, después de organizarse, leer y analizar el material a estudiar, queda hacer un buen esquema.

Con los esquemas tu hijo podrá asociar ideas rápido y con facilidad. Esto les ayudará a comprender y memorizar. El objetivo es que cuando repase para el examen sea capaz de sacar toda la información del esquema. Cuantas más ideas haya en el esquema y menos frases, mejor, pues será señal de que tu hijo ha comprendido el tema a la perfección y solo necesita una guía de palabras para ir reconstruyendo el contenido.

Las actividades extraescolares también son algo fundamental, lee estos consejos para elegir las correctas 😉

Posts relacionados

Deja tu comentario