Moda y belleza

Consejos para conseguir un afeitado perfecto

Consejos para conseguir un afeitado perfecto

Unos se afeitan a diario, otros tan solo un par de veces a la semana, pero lo cierto es que todos los hombres buscan el resultado perfecto en cada sesión de afeitado.

¿Sabías que existen trucos para afeitarse? Te vamos a contar los pasos que debes seguir para conseguir un acabado inigualable.

Para comenzar

El mejor momento para afeitarse es la mañana, pues los músculos de la cara se encuentran totalmente relajados.

En primer lugar, limpia tu rostro con un exfoliante para quitar la piel muerta y las impurezas. Lo ideal es que inicies el afeitado después de una ducha caliente, con lo que abrirás los poros y facilitarás el proceso.

Aplica algún tipo de espuma, gel, aceite o sustancia jabonosa. Deja actuar un par de minutos para ablandar al máximo los vellos y suavizar la piel. Esto hará el proceso más sencillo, protegiéndote de posibles irritaciones o sarpullidos.

El tipo de cuchilla dependerá de tus gustos particulares, pero en líneas generales, debes considerar la frecuencia del afeitado, tu tipo de vello y la sensibilidad de tu piel.

Antes de cada afeitado, asegúrate de que todas las hojas de la cuchilla de afeitar se encuentren perfectamente afiladas y libres de restos de sesiones anteriores. Lo recomendable es sustituir las hojas al menos una vez cada 10 afeitados.

Zonas delicadas primero

Al afeitarte, empieza por el cuello, la región debajo de la barbilla y los laterales del rostro. En estas zonas la piel es un poco más delgada, y, por ende, más propensa a cortes e irritación. Deja para el final la zona del bigote; el pelo es más duro, así que debe empaparse bien de la crema de afeitar.

Para la cara utiliza cuchilla siempre húmedas. Lo recomendable es que realices pasadas cortas, y aclarar la cuchilla con agua abundante después de cada pasada. Ambas superficies deben mantenerse bien humedecidas para evitar lesiones.cuchilla de afeitar

Para terminar, aclara tu piel con agua fría para cerrar los poros y evitar infecciones. También puedes usar un cubito de hielo que puedes aplicar sobre el área afeitada; esto funciona como un bálsamo anti inflamatorio natural de acción rápida y muy económico.

Hidratación tras el afeitado

Una vez afeitado, hidrata tu piel con un producto que contenga enzimas reparadoras. Al afeitarte efectúas pequeños cortes que acaban por dañar la piel, por lo que debes proporcionarle una ayuda extra para reparar los tejidos afectados.

Ten cuidado con las sustancias mentoladas, ya que contienen alcohol y mentol que pueden irritar tu rostro. Tras afeitarte, procurar evitar todo tipo de contacto por al menos una hora para evitar las bacterias.

Todos los productos necesarios los puedes encontrar en tu tienda Clarel.

Echa un vistazo también a estos usos desconocidos de la espuma de afeitar 😉

Posts relacionados

Deja tu comentario