Hábitos saludables

Consejos para dormir bien

consejos para dormir bien

Algunas personas tienen problemas para dormir bien, ya sea por el estrés del día a día, por el calor o frío, o porque el colchón ya esté antiguo. Dormir bien es algo fundamental para poder descansar y despejar nuestra mente.

Por eso, te vamos a dar algunos consejos para dormir bien 😉

Hacer ejercicio regular

El deporte, entre otros múltiples beneficios que aporta a nuestro cuerpo, también nos ayuda a dormir.

A la hora de hacer ejercicio nos cansamos, por lo que al final conseguimos dormirnos más rápido una vez que nos metemos en la cama. De hecho, el sueño será más profundo y evitaremos despertarse en mitad de la noche, o al menos, hacerlo con menos frecuencia.

Usa la cama solo para lo que es

Hay gente que ve la televisión desde la cama, o que la utiliza como un sofá adicional en el que lee, juega con el móvil, mira sus redes sociales…

Sin embargo, esto es perjudicial para el cuerpo debido a que lo acostumbramos a estar en una postura semitumbada que luego perjudica a la hora de dormirnos. Lo mejor es destinar la cama únicamente al sueño.

Además, donde duermes debe reinar la tranquilidad, la oscuridad y el silencio. Tampoco debe hacer mucho calor.

Cumple tu rutina de sueño

Para dormir bien, en especial en los días de diario que tenemos que levantarnos para ir a trabajar, es importante irse a la cama más o menos a la misma hora y despertarse también siguiendo un horario fijo siempre que se pueda.

Con esto acostumbrarás tu cuerpo a un ritmo de sueño que hará que te duermas antes y te despiertes más descansado.

Dormir la siesta es bueno para aguantar con energía, pero para eso deben ser cortas: unos 20 minutos. Si duermes más, al final no tendrás sueño por la noche, así que será contraproducente.

despertadorEvita el tabaco y el café

Aparte de ser perjudicial para la salud, el tabaco hace que nos cueste más descansar. La nicotina crea un efecto estimulante que impide que nos durmamos con facilidad. Por su parte, el alcohol magnifica los ronquidos y otros problemas respiratorios asociados al sueño.

En la misma línea, reduce el consumo de café, té y refrescos para que no te desvele la cafeína y la teína. Además, si bebes mucho tendrás que ir más al baño, por lo que te levantarás varias veces durante la noche.

Levántate si no te duermes

Si ves que no hay manera de que te duermas, puede ser porque no estás relajado. Así te va a costar mucho dormirte.

Levántate, lee algo y vuelve a la cama después para desconectar y conseguir dormirte finalmente.

Mantén el colchón en perfecto estado

Otro punto importante a la hora de descansar, es dónde lo hacemos. Quizá el colchón o la almohada no se encuentren en óptimas condiciones. Te contamos cada cuánto debes cambiar el colchón 😉

¿Y tú? ¿Tienes algún truco para dormir bien? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

 

Posts relacionados

Deja tu comentario