Hábitos saludables

Consejos para ser un buen runner

Consejos para ser un buen runner

Cada vez nos gusta más estar en forma. El buen tiempo nos motiva a salir a hacer ejercicio al aire libre y, por qué no, si de paso perdemos unos pocos kilos, mejor que mejor.

Si últimamente hay un deporte de moda es el footing, o para los más modernos running.

Si te quieres adentrar en el mundo de los runners, te vamos a dar unos consejos.

Para comenzar…

Debemos elegir bien nuestras zapatillas: el calzado desempeña un papel clave a la hora de correr. Las zapatillas deben ser estables, flexibles y con una mediasuela absorbente. De este modo, nos sentiremos mucho más cómodos y reduciremos el riesgo de sufrir lesiones.

Una vez que nos disponemos a salir a correr, lo importante es que vayamos a nuestro propio ritmo. Es mejor que vayamos lentos y que aguantemos más tiempo, así quemaremos más calorías e iremos acostumbrando a nuestro cuerpo al ejercicio continuado.

Cuando comenzamos a hacer este tipo de ejercicio, lo mejor será salir a correr 3 ó 4 días por semana. Es muy importante descansar el día después de haber salido a correr, para que nuestro cuerpo se regenere del cansancio.

La paciencia también desempeña un papel muy importante. No podemos pretender salir a correr y el primer día hacer 10 kilómetros si nuestro cuerpo no está acostumbrado al ejercicio. Será mejor que te marques las metas por tiempo y no por distancia. Tu cuerpo se irá acostumbrando poco a poco y verás cómo tu resistencia mejora.consejos runners

Consejos técnicos

Tan importante como nuestra indumentaria es respirar correctamente. Lo ideal es respirar siempre por la boca, ya que al correr nuestro cuerpo necesita mucho más oxígeno, por lo que este tipo de respiración es más eficaz y rápida.

El ritmo de respiración es uno de los elementos más difíciles de coordinar. Dependerá siempre de la dificultad de nuestro ejercicio. Si estás comenzando a adentrarte en el mundo del deporte, lo mejor será que llevemos un ritmo 3:3, es decir, tres pasos por cada fase de respiración.

La pisada también es un factor muy importante. Hay que evitar pisar con el talón, ya que esto podría provocar enfermedades. El talón es una parte pequeña dentro de la zona del pie y una pisada conlleva demasiada fuerza para que la resista solamente esta parte, podría causarnos una periostitis en la zona trivial del pie.

Para evitar forzar esta parte del pie, debes pisar con el tercio delantero del pie.

Por otro lado, la zancada no debe ser muy larga ni debemos elevar mucho los pies del suelo.

Por último, y con el fin de motivarte, ponte una meta. Teniendo un objetivo te resultará mucho más fácil ser constante. Por ejemplo, ¿has pensando en apuntarte a una carrera? Busca una que se adapte a tus objetivos y entrena de manera constante para ella. ¡Verás qué bien te sientes cuando la termines!

Después de hacer ejercicio, las agujetas son muy comunes, te contamos cómo evitarlas 🙂

Posts relacionados

Deja tu comentario