Niños y familia

Consejos para viajar con niños en coche

Los niños son muy activos y viajar con ellos en coche puede ser complicado. Les cuesta encontrar la postura idónea, se cansan rápido y les entran ganas de comer o de ir al baño a menudo. Por eso, hay que intentar hacer su viaje lo más ameno y llevadero posible. Así que, si estás pensando hacer un viaje en coche con los pequeños, te damos algunos consejos para hacerlo.

Seguridad y Salud

La seguridad es lo primordial y es imprescindible que lleven el cinturón de seguridad siempre abrochado.

Además, al estar menos acostumbrados a viajes tan largos, es normal que se mareen más fácilmente. Por ello, otro detalle importante es asegurarse de llevar pastillas para el mareo, dolores de cabeza o posibles alergias e intolerancias. También es recomendable llevar bolsas de mareo y pañuelos por si acaso.

Comodidad

Su comodidad es clave, ya que tienden a agotarse con facilidad. Para que estén cómodos, puedes llevar almohadas, especialmente para aquellos que se duermen agarrados a ellas.

viaje en coche

También es buena opción llevar cojines cervicales para evitar posiciones incorrectas y dolores de cuello. Cuanto más tiempo estén dormidos, más fácil será el viaje para todos.

Entretenimiento

Pero si los niños son de los que no se duermen fácilmente, hay que tratar de tenerles entretenidos el mayor tiempo posible para evitar que empiecen a quejarse. Normalmente esto ocurre cuando se aburren o quieren llamar la atención, así que un consejo es tener una lista de juegos preparados. Si el coche cuenta con pantallas en los asientos traseros, ¡el problema está solucionado! Las películas les mantendrán ocupados todo el viaje, así que es recomendable tener varias opciones para darles a elegir. Si no, podemos poner música y cantar con ellos, o jugar al “veo veo”.

Comida y bebida

Es importante llevar botellas de agua para mantener a los niños hidratados. Además, en viajes más largos, es aconsejable llevar también algo de comida, ya que seguramente les entre hambre en algún momento. Fruta, bolsas de patatas, embutido o galletas son algunos alimentos típicos de picoteo. Eso sí, si el viaje ocupa la hora de la comida, es más adecuado adjudicar una hora y parar a comer tranquilos, ya sea en un restaurante o la comida traída de casa. Si les entra hambre y no hay nada de comer, ¡el viaje será un infierno!

Paradas

Con niños a bordo, las paradas son obligatorias. Dependiendo de la duración del viaje se harán más o menos, pero cada dos horas, es recomendable tomarnos un descanso para que vayan al baño, estiren las piernas y respiren un poco de aire fresco.

Posts relacionados

Deja tu comentario

Comentarios 1

  1. Muy interesante el artículo. Un saludo a todos!!

    Responder