Trucos y tips

Convierte el vidrio en jarrones y portavelas

botellas de vidrio para flores

Una de las formas más sencillas de decorar un espacio es utilizar objetos pequeños. Los tarros y jarrones de cristal donde puedes introducir flores o velas son fantásticos para personalizar un espacio, y más cuando los haces a tu gusto.

Si no tienes jarrones, aprovecha todo ese vidrio que tienes listo para reciclar.

Hoy vamos a enseñarte cómo llenarlo de color para hacerlo único. ¡Solo necesitas botellas o tarros vacíos, pintura en spray y mucha imaginación!

Botellas de colores para tus flores

Seguro que tienes más de una botella de vidrio vacía en tu cocina. Ya sea de refresco, de cerveza o de algún tipo de salsa, esta botella puede convertirse en un colorido jarrón para flores.

Quita la etiqueta y limpia bien la botella para eliminar todos los restos. Después, colócala sobre unos periódicos para proteger la superficie donde vayas a trabajar. Utiliza el spray para pintarla por completo, teniendo cuidado de que el color sea uniforme y no dejes ningún espacio.

¿Quieres probar algo más original? Pon la botella boca abajo, y pinta la base con spray. Concentrando el spray en la base y sus laterales, los restos de pintura que salpiquen el resto de la botella al salir del aerosol dejarán un efecto degradado muy bonito.

Juegos de sombra para tus portavelas

Lo más bonito de los portavelas de colores es que, según el tono o las formas con que lo hayas decorado, el efecto que tendrá la vela encendida dentro de él será distinto. Los tarros de vidrio de mermelada tienen la forma perfecta para poder introducir una vela pequeña y que den ambiente a nuestro hogar.

tarros de vidrio

Igual que con las botellas, puedes pintar el tarro de un color sólido o con un efecto degradado. Pero, si te sientes un poco más creativo, te proponemos una idea: crear formas para jugar con las sombras. Para ello solo necesitas papel de pegatina. Dibuja sobre él las formas que quieres que tenga tu portavelas: pueden ser figuras geométricas, siluetas de animales o incluso letras. Una vez las dibujes, recórtalas individualmente y pégalas en el tarro. Después, pinta todo el tarro con el spray del color que quieras.

Una vez seco, despega las pegatinas, y verás que las zonas donde estaban siguen siendo transparentes. Cuando introduzcas la vela en el interior del tarro y la enciendas, disfrutarás de un bonito juego de sombras.

Como ves, no es difícil dar un nuevo hogar a tus flores y velas. Puedes hacer tantos diseños como quieras y, además, son un bonito detalle para regalar a tus amigos.

Posts relacionados

Deja tu comentario